26 sep 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN ABIERTA

Interpol lanza orden de búsqueda contra Ghosn y pide su arresto al Líbano

El expresidente de Nissan pudo utilizar un documento expedido por Francia para entrar en Líbano tras la huida de Japón

Antes de llegar a Beirut, el magnate hizo escala en Estambul y la policía turca ha detenido a siete personas relacionadas con el caso

El Periódico

Carlos Ghosn, el pasado abril, tras declarar en un centro de detención de Tokio.

Carlos Ghosn, el pasado abril, tras declarar en un centro de detención de Tokio. / AP / KYODO NEWS

El Gobierno libanés ha recibido una circular de la Interpol para detener al expresidente de Nissan Motor Carlos Ghosn, que huyó de Japón y llegó al Líbano esta semana para evitar ser juzgado en ese país por irregularidades financieras.

El expresidente de la compañía contaba con dos pasaportes franceses y uno de ellos pudo utilizarlo para entrar legalmente en Líbano, según informó la cadena pública nipona de televisión NHK. 

Las autoridades libanesas emitieron un comunicado el pasado martes  señalando que "el ciudadano entró al Líbano legalmente y no es necesario tomar ninguna medida o acción legal respecto a él o que sea perseguido". No obstante, tras conocerse la circular en la que se solicita la detención preventiva, el ministro de justicia en funciones de Líbano, Albert Sarhan, señaló que las autoridades judiciales competentes iban a tomar las medidas necesarias. Entre estas medidas están investigar a Ghosn y estudiar las consecuencias legales de esas investigaciones. 

El ministro también recordó que Líbano y Japón no tienen firmado ningún tratado de extradición, por lo que se aplicará la ley libanesa y se verá el caso valorando las relaciones bilaterales.

Salida vía Estambul

Ghosn, de 65 años, que estaba en libertad bajo fianza en Tokio desde el pasado 25 de abril y a la espera del juicio por las irregularidades financieras de las que se le acusa, apareció este martes en Beirut después de salir clandestinamente de Japón. Antes hizo escala en Estambul. La policía turca ha detenido e interrogado a siete personas, entre ellas cuatro pilotos,  relacionadas con el caso.

El expresidente de Nissan tiene tres nacionalidades (brasileña, francesa y libanesa), pero, según fuentes conocedoras del caso consultadas por la cadena NHK, contaba con dos pasaportes franceses.

Las condiciones fijadas para su libertad bajo fianza exigieron a Ghosn entregar a sus abogados los pasaportes que poseía, y el jefe de su equipo legal, Junichiro Hinoraka, confirmó el martes que tenía en su poder tres pasaportes.

Inicialmente, todos los pasaportes estaban en poder de los abogados, pero en mayo pasado su defensa legal pidió cambiar algunas de las condiciones de la libertad bajo fianza y el juez permitió a Ghosn conservar uno de los dos pasaportes franceses.

Ese documento se encontraba en una caja de seguridad en poder de Ghosn y, según las fuentes citadas por NHK, la llave la tenían los abogados. En sus declaraciones a los periodistas, el martes, Hinoraka no mencionó este hecho.

Las autoridades del Líbano han asegurado que Ghosn entró en ese país usando un documento libanés de identidad a su nombre, así como un pasaporte francés. Llegó a Beirut en un avión privado y en un viaje con escala en Turquía.

Detenciones en Turquía

Tras conocerse la operativa de la fuga se abrió una investigación por parte del gobierno turco en relación con el vuelo que llevó al directivo desde Tokio a Líbano pasando por Estambul. Se ha detenido a siete personas en relación con ese vuelo como sospechosas de haber colaborado en la fuga del ex-responsable de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Aunque el mismo martes Ghosn confirmó que había salido de Japón para escapar a la "injusticia" nipona, evitó dar pistas sobre cómo pudo llegar a Beirut, y, de acuerdo con fuentes oficiales japonesas, se carece de registros de migración sobre su salida del país. El ex-directivo, a través de sus abogados, quiso señalar que su familia no ha tenido nada que ver en su fuga. "Mi familia no tuvo ningún papel. Ha habido especulaciones en los medios sobre que mi mujer Carole y otros miembros de mi familia jugaron un papel en mi salida de Japón. Todas estas especulaciones son falsas".

Horas después de que el mismo Ghosn confirmara que se encontraba en Beirut, el juez que le autorizó la libertad bajo fianza la revocó, lo que le hizo perder la suma depositada, unos 1.500 millones de yenes (12 millones de euros/13,8 millones de dólares). 

Registro en la vivienda de Tokio

Paralelamente, agentes de la fiscalía de Tokio han entrado en la vivienda de Ghosn para buscar pistas que indiquen cómo pudo salir clandestinamente del país y llegar por sorpresa a Beirut.

Media docena de agentes de la fiscalía de Tokio, con trajes oscuros y mascarillas blancas, se personaron este jueves a la casa en la que residía Ghosn, en el distrito tokiota de Minato, portando carpetas y maletas de mano, según las imágenes de la televisión.