08 jul 2020

Ir a contenido

PRECIOS

El IPC se dispara cuatro décimas y cierra el 2019 al 0,8%

El mayor ritmo de crecimiento que arrastran los salarios deja margen para que este año los trabajadores recuperan cierto poder adquisitivo

Gabriel Ubieto

Un cliente reposta en una gasolinera. / FERRAN NADEU VIDEO EUROPA PRESS

La inflación repuntó en el último mes del año debido al empuje del precio de los carburantes y provocó que el Índice de Precios del Consumo (IPC) de diciembre subiera cuatro décimas, hasta cerrar el ejercicio en el 0,8% interanual. Según el dato adelantado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se trata del tercer repunte consecutivo en la evolución anual de los precios y deja el IPC cuatro décimas por debajo de 2018 (1,2%). Estas cifras también constatan que, a falta de conocerse la evolución definitiva de los salarios durante el cuarto trimestre del año, este 2019 será un año de recuperación de poder adquisitivo.

La tónica general en los últimos años ha sido la contraria, pues este 2019 será probablemente el primer ejercicio desde el 2015 en el que el empuje de las remuneraciones le gane el pulso a la inflación. Según los datos del INE de la encuesta de costes laborales del tercer trimestre de este año (últimos disponibles), los salarios crecían a un ritmo del 1,9%; el nivel más elevado en los últimos seis años. Es decir, si los salarios no experimentan variación alguna en los tres últimos meses del año; los trabajadores españoles habrán ganado este 2019 de media 1,1 puntos de poder adquisitivo.

Los registros recopilados por el Ministerio de Trabajo apuntan en dicha dirección, pues a mes de noviembre (últimos datos disponibles) los sueldos recogidos en los convenios colectivos firmados este 2019 reflejan un incremento medio del 2,31%. De hecho, los nuevos pliegues de condiciones cerrados entre patronales y sindicatos durante el undécimo mes del año desestancaron una tendencia fijada desde julio en el 2,29% y elevaron dos centésimas la media. Con dichos incrementos (los más elevados desde el 2008), un total de 9,2 millones de trabajadores le han arañado este ejercicio de media 1,5 puntos de poder adquisitivo a la inflación.   

Una década en números rojos

Si bien este 2019 será un año de recuperación salarial para la mayoría de trabajadores españoles, el balance de la última década es claramente negativo. La nómina media en el 2008, según los datos anuales de la encuesta de costes laborales del INE, era de 21.639 euros brutos al año. Si se le aplica la inflación acumulada hasta el diciembre de este 2019, dicho salario debería haber crecido hasta los 24.473,9 euros. Y, asumiendo que los salarios mantengan este cuarto trimestre el crecimiento del 1,9% que arrastran del tercero, el salario medio cerrará el 2019 en los 23.437,3 euros. Lo que implicaría que, aun habiendo recuperado cierta cota de poder adquisitivo, el trabajador español medio ha perdido más de 100 euros anuales de capacidad de compra en la última década.  

Este 2019 no solo los salarios le han ganado el pulso a la inflación, sino que otros bienes de primera necesidad, también han experimentado mayores ascensos. Este ha sido el caso de la nueva vivienda de compra, que han cerrado este ejercicio el 3,6% de media más caros que el pasado; según los datos publicados este lunes por Tinsa.

Por su parte, la vivienda de alquiler, a mes de noviembre, acumulaba un incremento interanual del 5,5%, según los datos de Fotocasa. En Catalunya, con un precio medio más elevado que el conjunto de las comunidades autónomas, el encarecimiento de los alquileres fue algo menos intenso, del 3,8% interanual, según datos del mismo portal inmobiliario.