30 mar 2020

Ir a contenido

impuestos

Los asesores fiscales: Las subidas impositivas en Catalunya fomentarán la deslocalización a Madrid

Economistas, abogados y asociaciones profesionales avisan de los efectos "contraproducentes" para la inversión y el empleo de subir el IRPF y sucesiones

Agustí Sala

El ’vicepresident’ Pere Aragonès, y la portavoz del Govern, Meritxell Budó, junto a representantes de los ’comuns’ en la negociación de unos nuevos presupuestos para la Generalitat.

El ’vicepresident’ Pere Aragonès, y la portavoz del Govern, Meritxell Budó, junto a representantes de los ’comuns’ en la negociación de unos nuevos presupuestos para la Generalitat. / Jordi Cotrina (El Periódico)

Asesores fiscaleseconomistas y abogados advierten de que la subida de impuestos como el IRPF y Sucesiones en Catalunya provocará deslocalizaciones hacia comunidades de menor tributación, como Madrid; y la pérdida de empleos.

De esta forma han reaccionado los colegios profesionales de economistas y abogados, así como las asociaciones de asesores fiscales Aedaf y Attcb ante el acuerdo de ingresos para los presupuestos de la Generalitat del 2020 entre ERC y los Comuns. La patronal Foment del Treball fue la primera que alertó sobre las consecuencias de estas subidas, que considera "confiscatorias y abusivas", y que analizará en su próxima junta directiva y asamblea de enero para tratar de incorporar el máximo de enmiendas posibles.

En un comunicado conjunto, los profesionales de la asesoría fiscal alertan de que el aumento del IRPF para las rentas de más de 90.000 euros y del gravamen sobre las herencias aumentará la presión impositiva que soportan los catalanes y "ensanchará, aún más, la ya importante diferencia respecto a otros territorios de más baja tributación, como puede ser la Comunidad de Madrid y otros países europeos".

A modo de ejemplo afirman que un contribuyente con ingresos de más de 90.000 euros anuales, en caso de rposperar el acuerdo, tributará al 46%, por la suma de la tarifa estatal (22,5%) y autonómica (23,5%), mientras que en Madrid lo haría al 43,5% (22,5% de tarifa estatal más 21% la autonómica). Además, en Catalunya pagará el impuesto de patrimonio si acumula bienes por más de 500.000 euros, mientras que en Madrid no se paga.

Herederos

Y a ello hay que añadir el impuesto de sucesiones en caso de fallecimiento de cara a sus herederos, ya que deberán tributar por el legado que reciban mientras que quedarían exentos en Madrid. El aumento previsto por este tributo supone recuperar el coeficiente multiplicador que deben aplicar los herederos en función de su patrimonio y la desaparición de la bonificación del 99% en la cuota para los parientes directos, que será del 60% y bajará hasta 0 para herencias superiores a tres millones.         

Tras recordar que Catalunya "tiene una imagen atractiva ante la inversión extranjera" y que una política fiscal "adecuada" atraería más capital y generaría más empleo, destacan que las medidas acordadas entre ERC y los Comuns son "contraproducentes" y "restan competitividadad respecto a otros territorios".

Fugas de empresas

Economistas abogados y asesores fiscales alertan de que las subidas impositivas previstas fomentarán "aún más" la deslocalización de personas y empresas hacia territorios de menor tributación. Y eso agregan, producirá "un efecto perjudicial para el país de pérdida de puestos de trabajo y de riqueza". A su vez subrayan que "las empreses se localizan donde radica su dirección efectiva y la presión impositiva sobre los directivos, también puede arrastrar a las empresas".

Los presidentes de Aedaf, Jordi Baqués; de la comisión fiscal del Col.legi d'EconomistesNacho Cornet; de la sección de derecho fiscal del Col.legi de l'Advocacia de Barcelona, Albert Folguera; y de Apttcb, Joan Torres, destacan en su comunicado conjunto que "más allá de las cuestiones políticas, la fiscalidad es uno de los factores principales que puede "generar la deslocalización hacia otros territorios".

Agregan que "es causante directo de una decisión empresarial que bien puede generar la inversión en un territoiro atractivo como Catalunya y la creación de los consiguientes empleos o, por el contrario, la pérdida de estas inversiones y el grave perjuicio para la sociedad".