30 oct 2020

Ir a contenido

El juguete apura los días para cerrar un 2019 de cine

Los fabricantes se agarran al tirón de las películas y al repunte del mercado interior y exterior para sostener un crecimiento del 4%

El sector se juega en diciembre la mitad de las ventas en España y sólo la última semana puede suponer un 15% de la facturación

Nacho Herrero

Una mujer comprando esta semana en una tienda de juguetes de València

Una mujer comprando esta semana en una tienda de juguetes de València / Miguel Lorenzo

Elsa, Woody y Luke Skywalker los 'heroes' de Toy Story 4, Frozen 2 y de Star Wars Episodio IX tienen una última misión para acabar el año: deben dar a la industria del juguete español el último empujón para crecer en este 2019 al menos un 4%, superar los 1.600 millones de euros de facturación y recuperar el 'año perdido' que supuso 2018, en el que descendió un 4,09%.

"Las licencias pueden suponer un 20 o un 30% del mercado", explica a EL PERIÓDICO José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (que agrupa al 64% de la facturación del sector). "En el 2018 no hubo películas con gran impacto y este año sí que ha habido. Ha habido secuelas de películas que ya tuvieron mucho éxito y que esperamos que lo vuelvan a tener", apunta. Por eso, la previsión es que el porcentaje crezca al 26%.

Depender de otro sector de una manera tan acusada no supone una incomodidad, asegura el directivo. "Ha habido siempre una gran tradición y más que un problema lo vemos como un fuente de inspiración", apunta.

Pero ni todo fue cine en 2018, ni lo es ahora. El directivo recuerda que el pasado ejercicio estuvo marcado por el cierre de Toys 'r' Us en España y por el anunciado, que finalmente no fue, de las tiendas Poly y explica que en este 2019 el mercado exterior está tirando del carro y el interior tiene buena pinta.

Crecimiento 'on line'

Uno de los datos sobre los que se sostienen las buenas previsiones es la pujanza del comercio 'on line', que se da por seguro que crecerá al menos dos puntos para pasar un 20% que aún está lejos del 40% que pueden tener países como Alemania o Reino Unido o el 30% de Francia.

"Para el sector es un canal más y hay que fijar estrategias y políticas pero el reto de verdad lo tiene la distribución juguetera que debe definir qué papel tiene la tienda física", señala.

Diciembre, clave

Ya en plena vorágine de ventas navideñas el panorama parece incluso algo mejor que cuando hace un mes pronosticaron ese aumento del 4%.

"Las perspectivas ahora son mejores aún, especialmente por el crecimiento de las exportaciones", recalca. El último dato era de una subida del 8,69%. Además, la sensación, dice es que "el mercado interior, que es el 63%, también crecerá" después de haberse contraido un 5% en el curso anterior.

Eso sí, todo se decide ahora, en el último minuto. "En el mercado nacional estamos pendientes de diciembre, que supone para nosotros casi la mitad del año. De hecho, sólo la última semana puede suponer el 15%", afina.

La previsión es que el gasto medio por niño sea en estas fechas de unos 190 euros y que reciban unos diez juguetes y no se espera que el incierto horizonte económico afecte. "En todo caso esperemos que se quede en una ralentización y que no tenga impacto estas navidades", señala el directivo.

Mirando fuera

Pese a que se ha logrado rebajar cinco puntos de 2010, en 2018, las ventas en estas fechas supusieron aún un 63% de las totales, una elevada estacionalidad que junto con el pequeño tamaño del mercado nacional hacen que el sector continúe acentuando lo que siempre ha sido una de sus virtudes: la venta fuera de nuestras fronteras.

"El mercado español es pequeño, apenas es un 2,8% del mundial. Eso y la estacionalidad limitan mucho así que las empresas están acostumbradas a exportar", señala. Catalunya sigue siendo la región más exportadora dentro de un sector en el que la Comunitat Valenciana se mantiene como líder en facturación, número de empresas (casi un centenar) y en empleados, al rozar los dos mil de cerca de 4.900.

Actualmente exporta ya el 65% de las 249 empresas que componen el sector y la previsión es cerrar el ejercicio con un aumento del 7% y más de 600 millones de euros facturados, lo que supondría in 37,5% de la cifra total.

En 2018, Portugal se consolidó como primer destino, seguido de Francia, Italia y el Reino Unido. Esa quinta posición hace que afronten el Brexit "con precaución" pero sin demasiados agobios. Pase lo que pase no será peor que Grecia. En el pasado ejercicio las exportaciones a este país se despeñaron un -133%. En las importaciones, en las que se espera un crecimiento del 6%, China sigue sin rival.

Temas Juguetes