24 sep 2020

Ir a contenido

Cuentas públicas

El déficit del Estado sube al 0,9% del PIB en noviembre lastrado por el impuesto de Sociedades

La recaudación proveniente del beneficio de las empresas se hunde el 10% en los once primeros meses

El déficit del conjunto de las administraciones escala al 1,47% del PIB hasta el tercer trimestre del año

Rosa María Sánchez

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en la Diputación Permanente del Congreso del 22 de octubre.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en la Diputación Permanente del Congreso del 22 de octubre.

El déficit del Estado subió hasta los 10.987 millones de euros hasta el mes de noviembre, una cantidad equivalente al 0,88% del PIB (el 0,9% en decimales redondos) en términos de Contabilidad Nacional. La cifra de noviembre supone un aumento importante respecto al dato de octubre (cuando se acumuló un déficit de 6.138 millones) pero también conlleva un descenso del 6,2% si se compara con los once primeros meses del año pasado.

El dato del déficit del Estado hasta el mes de noviembre está fuertemente condicionado por el hundimiento de la recaudación del impuesto de Sociedades, que acumula un descenso del 9,9% en los once primeros meses del año, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Hacienda.

El año pasado, el déficit acumulado hasta noviembre fue de 11.709 millones de euros, equivalentes al 0,97% de PIB. En el 2019, los 10.987 millones de déficit y el 0,88% en relación al PIB quedan bastante por encima del objetivo que se había marcado el Gobierno para el conjunto del año, del 0,5% (si contar con que el objetivo oficial para este ejercicio sigue siendo del 0,3% del PIB) y comprome los planes del Ejecutivo de cerrar con un desfase del 2% para el conjunto de las administraciones públicas (tras el 2,5% con el que se cerró el 2018).

Conjunto de las administraciones, hasta septiembre

De momento, con datos hasta septiembre, el conjunto de las administraciones públicas acumula un déficit del 1,47% del PIB, según el informe publicado este mismo lunes por el Departamento de la ministra María Jesús Montero.

Con datos acumulados para los tres primeros trimestres del año y consolidados entre los diferentes niveles de la administración, el Estado llegó a septiembre con déficit del 0,85% (por encima del 0,5% previsto por el Gobierno para el conjunto del año); las autonomías, con un 2,9% (previsión anual del 0,3%) y la Seguridad Social, con un 0,54% (por debajo del déficit anual previsto del 1,2%). Las corporaciones locales, por su parte, compensaron parte del desvío con un superávit del 0,20% del PIB (equilibrio presupuestario en el cuadro del Gobierno). Todo ello da como resultado el referido 1,47% de déficit del conjunto de las administraciones hasta septiembre, frente a una previsión anual del 2%. 

Datos del Estado, hasta noviembre

Hasta noviembre, los recursos no financieros del Estado han crecido un 2,6%, 0,6 puntos por encima de aumento de los gastos, que ha sido del 2,0%. Por eso el déficit se ha reducido respecto al año anterior.

En particular, los ingresos obtenidos por impuestos apenas han subido el 1,7%, muy por debajo del crecimiento nominal de la economía (en el entorno del 3,7% en los tres primeros trimestres del año) y ello se debe, sobre todo, al hundimiento de la recaudación por el impuesto de Sociedades.

En estos once meses, "el incremento registrado por los ingresos del IRPF en 2.646 millones ha sido absorbido por la caída de ingresos del impuesto de Sociedades, con 2.191 millones menos y por la del impuesto sobre la renta de no residentes, cuyos recursos caen en 421 millones", según el boletín sobre indicadores de la actividad económica y financiera del Estado publicado este lunes por Hacienda

Autonomías, hasta octubre

La cascada de información publicada esta lunes por el Ministerio de Hacienda también incluye el desglose de los datos autonómicos hasta el mes de octubre (la publicación de estos datos siempre va con un mes de retraso respecto a los del Estado).

La administración regional registra un déficit de 4.428 millones en los diez primeros meses del año. En términos de PIB, el déficit autonómico se sitúa en el 0,35%. En el mismo periodo del año anterior el saldo arrojaba un superávit equivalente al 1,4% del PIB.

Hasta octubre, los ingresos se han incrementado un 1,4%, aunque se trata de una comparativa todavía no homogénea y que se irá suavizando como resultado del Real Decreto-Ley 13/2019, por el que se reguló la actualización extraordinaria de las entregas a cuenta para 2019. Por su parte, el gasto no financiero aumenta un 5,6%, destacando la remuneración de asalariados, que crece un 5,9%

A finales del mes de octubre, Catalunya anotó un déficit de 669 millones de euros, equivalente al 0,28% del PIB autonómico. Cuatro Comunidades Autónomas registran superávit: Canarias, Navarra, La Rioja y País Vasco.

Con déficits por encima del 1% del PIB se sitúan Castilla La Mancha (1,42%), Murcia (1,29%), Extremadura (1,24%) y Valencia (1,27%). También se sitúan por encima del objetivo del 0,3% las comunidades de Andalucía (0,39%), Aragón (0,79%), Cantabria (0,73%), Castilla y León (0,88%) y Galicia (0,54%)

Seguridad Social, hasta octubre

El déficit de los Fondos de la Seguridad Social hasta finales de octubre fue de 5.896 millones, inferior en un 0,3% respecto a igual periodo de 2018. En términos del PIB, el déficit de este subsector representa el 0,47% de dicha magnitud, 0,02 puntos porcentuales inferior al nivel alcanzado en el año anterior.

En particular, el Sistema de Seguridad Social presenta un déficit de 7.346 millones, un 2,2% menos que en 2018. Los ingresos por cotizaciones sociales han aumentado un 8,2%, mientras que las transferencias corrientes recibidas del Estado son un 3,3% inferiores a las de 2018, por lo que el incremento del total de recursos ha sido de un 6,6% y de un 6,0% el aumento de los empleos. En el lado del gasto señalar el aumento de las prestaciones sociales en un 5,9% respecto a igual periodo de 2018.

El superávit del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha ascendido a 1.332 millones, inferior en un 7,8% al de 2018. Este incremento se ha debido a que los ingresos por cotizaciones han crecido un 7,8%, 0,2 puntos porcentuales mas que el crecimiento del gasto en prestaciones sociales que ha sido del 7,6%. El FOGASA rebaja su saldo positivo en un 22,9%, hasta 118 millones.