28 oct 2020

Ir a contenido

contabilidad del INE

Madrid supera a Catalunya como primera economía regional

La comunidad catalana ha crecido en los dos últimos años menos que la media estatal

La región madrileña ya fue líder en el 2012 y el 2013 pero luego bajó un escalón

Rosa María Sánchez

La Puerta de Alcalá de Madrid, en una imagen de diciembre del 2019.

La Puerta de Alcalá de Madrid, en una imagen de diciembre del 2019. / José Luis Roca

Madrid ha arrebatado  a Catalunya el puesto de primera economía regional de España. En el 2018 la economía catalana cedió el testigo a la madrileña tras encadenar dos años con un crecimiento por debajo de la media estatal.

Según la estadística de la Contabilidad Regional de España publicada ayer por el INE, el Producto Interior Bruto (PIB) de Catalunya subió en el 2018 el 2,2% en términos reales hasta alcanzar los 228.682 millones de euros (19% del total nacional).

El PIB madrileño, por su parte, creció casi un punto más que el catalán (el 3,1% en términos reales) y eso fue suficiente para dar el ‘sorpasso’ al catalán. La economía madrileña alcanzó los 230.794 millones de euros en el 2018 (19,2% del total nacional).


La pérdida del liderazgo catalán se ha producido después de dos años en los que su economía ha crecido por debajo de la media estatal. En el 2017 el PIB catalán subió el 2,5% frente a una media estatal del 2,9%. 

En el 2017, sin embargo, la economía madrileña pegó un tirón, con un avance del  3,9%y se quedó a un paso de la catalana.

El ‘sorpasso’ definitivo se produjo en el 2018, cuando la economía catalana volvió a crecer por debajo de la media estatal (2,2% frente al 2,4% nacional), mientras que la  madrileña volvía a dar otro tirón, del 3,1%.

Los datos del INE no aportan aun datos sectoriales que permitan interpretar el diferente crecimiento de ambas comunidades en el 2017 y el 2018. Tampoco hay pistas sobre un posible impacto del ‘procès’ en la marcha de la economía catalana tras las tensiones por el referéndum ilegal del 1-O o el cambio de sede de algunas empresas.   

Antecedentes en la competición

No es la primera vez que Madrid se sitúa por delante de Catalunya como primera economía regional. Ya sucedió en el 2012 y en el 2013, como consecuencia de una crisis económica más intensa en la comunidad catalana. Sin embargo, en el 2014 la economía catalana volvió a crecer con fuerza (1,8%) aprovechando el tirón de exportaciones y turismo y recuperó el primer puesto del podium del que ha vuelto a ser desalojada.

Por detrás de estas dos comunidades siguen las de  Andalucía (160.621 millones) y Valencia (110.978 millones) a distancia de la siguiente, que es el País Vasco (72.169 millones). El orden continua en sentido descendente con Galicia, Castilla y León, Canarias, Castilla La Mancha, Aragón, Baleares, Murcia, Asturias, Navarra, Extremadura, Cantabria, La Rioja, Ceuta y Melilla.

La estadística también recoge los datos relativos al PIB por habitante. Madrid registró el mayor PIB per cápita en 2018 (35.041 euros). Por detrás se situaron País Vasco (33.223 euros) y Navarra (31.389 euros). 

Catalunya, ocupa el cuarto lugar con un PIB por habitante de 30.426 euros, ligeramente por debajo de la media de la Unión Europa (de 30.960 euros), aunque por encima de la media estatal (25.727 euros). 

Sectores productivos

Los datos del INE también muestran la diferente estructura productiva, por sectores en las diferentes comunidades, aunque con datos del 2016
En Catalunya, la industria cobra un peso del 19,9% sobre el conjunto de la economía regional (por encima de la media estatal, del 16,2%). El sector servicios, que incluye el turismo, es el de mayor relevancia (73,8%) pero queda algo por debajo de la media estatal (74,8%).

En Madrid la industria apenas pesa el 10,3% pero los servicios alcanzan el 84,9% en una comunidad con una fuerte presencia del sector público. 
La agricultura presenta su mayor peso relativo en Castilla La Mancha (9,9%), mientras que la industria tiene su mayor representación en Navarra (29,8%). La construcción cobra su mayor peso en Baleares (7,5%), por encima de la media estatal del 5,9%. H

Temas Catalunya