29 mar 2020

Ir a contenido

Empresas

Repsol entra en la empresa de reparto sostenible Koiki

La compañía logística utiliza transporte sostenible y fomenta la inclusión laboral de colectivos vulnerables

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, inaugura una estación de recarga de vehículos eléctricos.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, inaugura una estación de recarga de vehículos eléctricos.

La Fundación Repsol, a través de Repsol Impacto Social, ha adquirido un 25,4% del capital de Koiki, una empresa de reparto sostenible que apuesta por reducir la contaminación a través del uso de transporte sostenible y fomentar la inclusión laboral de los colectivos más desfavorecidos.

Koiki fue la primera empresa española en recibir el premio del Banco Europeo de Inversiones (BEI) por su innovación social (2016). Su modelo de negocio pasa por una red de 30 microcentros de reparto que sirven al 'delivery' en núcleos urbanos, con la entrega de envíos que recibe de transportistas o tiendas, y al puerta a puerta en el ámbito interurbano, que abarca desde la recogida en el domicilio del cliente hasta la entrega al destinatario final.

La principal característica de Koiki es que utiliza un modelo de transporte sostenible para reducir la contaminación. Sus repartidores utilizan o bien un coche eléctrico o, en el caso del reparto urbano, hacen el recorrido en bicicleta o andando. Además, apuesta por la integración laboral de los más desfavorecidos, con más de 100 trabajadores pertenecientes a colectivos de difícil inserción.

El sector de la 'última milla' (reparto a domicilio) tiene un alto potencial de crecimiento debido a la expansión del comercio electrónico en todo tipo de sectores, desde la alimentación al textil, pasando por el farmacéutico. Pero cada vez más está más en el punto de mira por las emisiones que provoca y que se podrían evitar debido al envío de varios productos al mismo destino o porque a veces el repartidor tiene que hacer varios viajes.

Según sus propias estimaciones recogidas en su web, por cada envío (recogido/entregado) Koiki genera un ahorro medio de 0,43kg de CO2 respecto a las entregas que se realizan en vehículos de combustión.

Temas Repsol