26 feb 2020

Ir a contenido

Agentes económicos

Patronales y sindicatos: Contentos de poder criticar unos presupuestos

Las centrales ven con buenos ojos el preacuerdo del Govern y los empresarios cargan contra el aumento fiscal, aunque ambos alaban la posibilidad de unas nuevas cuentas públicas

Gabriel Ubieto

El ’vicepresident’ Pere Aragones explica a patronales y sindicatos el nuevo proyecto de presupuestos.

El ’vicepresident’ Pere Aragones explica a patronales y sindicatos el nuevo proyecto de presupuestos. / Álvaro Monge (El Periódico)

Patronales y sindicatos, desde sus posiciones antagónicas en muchos aspectos, llevan meses coincidiendo en el mismo punto: el país necesita unos nuevos presupuestos. Este lunes el 'vicepresident' Pere Aragonès y la portavoz de los 'comuns', Jessica Albiahc, daban fe de un preacuerdo que da esperanzas en dicho sentido. Y, desde posiciones contrapuestas y con una opinión muy distinta sobre las medidas fiscales anunciadas, Foment del TreballPimecCCOO y UGT han coincidido en valorar positivamente el poder criticar tras dos años de prórroga unos nuevos presupuestos.

Todavía falta la mitad de la ecuación, que no es otra que las partidas de gasto e inversión, pero la fotografía de Aragonès, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, y Albiach en una mesa de negociación da muestras de que "estamos entrando en escenarios políticos de más diálogo", opina el secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros; mirando de reojo a la negociación estatal por un Gobierno de coalición. "Ahora hemos de hablar de gasto y cómo se redistribuye la riqueza", comenta prudente Ros. 

"Que haya un principio de acuerdo es un motivo de satisfacción", coincide el presidente de Pimec, Josep González. El líder patronal, no obstante, no se muestra tan entusiasta con el contenido del acuerdo. "Catalunya ya tiene una fiscalidad de las más altas de España", declara; en referencia a la subida de IRPF para las rentas más pudientes y la reducción de bonificaciones en el impuesto de sucesión. González añade que la "insuficiente" financiación autonómica es en parte responsable de esa "alta" fiscalidad y recomienda a ERC que haga valer ese elemento en sus negociaciones con el PSOE y Unidas Podemos de cara a la investidura.

"Ni las empresas ni los ciudadanos" pueden soportar más presión fiscal en Catalunya, ha coincidido su homólogo de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. A falta de definirse las partidas de gasto, las patronales prometen ser exigentes en cuanto a inversiones y ayudas al tejido empresarial. Frente a las críticas patronales por el aumento de impuestos como el de sucesiones, el secretario general de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco, ve un cambio de tendencia. "Es una señal a valorar que Catalunya rompa con esa carrera a la desincentivación fiscal que mantienen otras autonomías", considera; en clara alusión a las rebajas de la Comunidad de Madrid.