Ir a contenido

previsiones

Economía en positivo

Los indicadores y expertos que mejoran las previsiones se van extendiendo

Los salarios mantienen aumentos en convenio muy por encima de la inflación

Agustí Sala

Economía en positivo

Del negro al blanco sin solución de continuidad. Del pesismimso al optimismo. Los expertos y servicios de estudios ven el futuro con mejores perspectivascomo adelantaba EL PERIÓDICO hace una semana . "Crecemos, no se puede hablar de recesión", afirmaba el presidente de Pimec, Josep González al hacer balance del 2019 con un mensaje positivo para alejar cualquier tentación de caer en los malos augurios en una economía como la catalana o la española, que crecen en torno al 2%.

Y los datos le dan la razón al constatarse que la desaceleración, que se había agudizado hasta ahora, se empieza a moderar, según los indicadores disponibles a lo largo del cuarto trimestre. En todo caso, "las pautas de crecimiento han cambiado, de un modelo bipolar de euforia y depresión, con grandes subidas y posteriores caídas, hemos pasado a un crecimiento a tasas más bajas pero más sostenido", explica el catedrático de Economía y presidente de la Fundació Cercle d'Economia, Antón Costas.

Una de las características y riesgos de la situación actual es una mayor volatilidad, con un presidente de EEUU, Donald Trump, que con un tuit puede disparar o hacer desplomar a las bolsas. Es lo que afirma el catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra Guillem López Casasnovas. "Cualquier variable pone en peligro la situación", afirma.

Guerra comercial

Pero la balanza se está decantando en la actualidad del lado positivo, en especial después de que EEUU y China hayan firmado un armisticio en su guerra comercial, aunque sea con carácter temporal. La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Chistine Lagardese estrenó esta semana con un discurso optimista al asegurar que veía datos de "estabilización". Pero es que además, explica Costas, el comercio internacional está perdiendo peso y ganándolo la demanda interna de los grandes bloques o áreas económicas. 

Las últimas estimaciones del Bundesbank, el banco central alemán, van en esta línea, al afirmar que se ha superado la fase de debilidad protagonizada por una especie de recesión localizada en la industria, en especial, el sector del automóvil. 

Sin cambiar previsiones

José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), no se extraña por los cambios de previsiones de los organismos internacionales, que suelen "sobrerreaccionar". Y recuerda que el organismo que preside no ha modificado sus previsiones para España desde marzo. Ni siquiera después de que la entonces ministra de Economía, Nadia Calviño, anunciara que iba a elevar las suyas, algo que, arrastrada por una corriente pesimista, no acabó haciendo.

Lo cierto es que "las políticas que se utilizan estaban diseñadas contra la inflación y está casi ha desaparecido por mucho tiempo. Y lo mismo sucede con los tipos de interés", situados en la actualidad en el 0%. Y parece que así permanecerán durante tiempo.

Y este contexto, los salarios están ganando poder adquisitivo, con una alza en convenios del 2,31% hasta noviembre frente a una tasa de inflación del 0,4% , al nivel del 2011 (cuando la inflación era del 2,40%), lo que invita a un mayor consumo