Ir a contenido

BALANCE DEL TERCER TRIMESTRE

Inditex elevó el 12% el beneficio neto hasta septiembre, hasta los 2.720 millones de euros

La multinacional gallega alcanzó unas ventas de 19.820 millones de euros en los primeros nueve meses del año

La bolsa premia los resultados obtenidos con alzas superiores al 5%

Eduardo López Alonso

Pablo Isla.

Pablo Isla.

La multinacional española Inditex alcanzó unas ventas de 19.820 millones de euros en los primeros nueve meses del año, lo que supuso un alza del 7,5% con respecto a las del mismo periodo del año anterior. El grupo de moda parece ir por buen camino en el objetivo de incrementar las ventas a buen ritmo en un contexto de elevada competencia internacional y cambio en formatos comerciales. El alza de la facturación, de mantenerse en la recta final del año llevaría a un nuevo récord para el grupo. El beneficio neto creció el 12% hasta los 2.720 millones de euros hasta septiembre, mientras que en el tercer trimestre el alza fue del 14% (1.171 millones de euros entre julio y septiembre. El margen bruto se situó en 11.538 millones de euros, un crecimiento del 8% más, que representa el 58,2% de las ventas (+21 puntos básicos). El ebitda en los primeros nueve meses del 2019 fue de 5.702 millones de euros frente a 3.932 millones de euros del mismo periodo del 2018.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha resaltado la "solidez" del modelo de negocio del grupo de distribución, cuya ejecución se ha traducido en una reducción del inventario en un 5%, mientras que las ventas se han incrementado en un 9% en el tercer trimestre fiscal. "Siempre hemos gestionado nuestra compañía con muy bajos niveles de inventario porque tomamos decisiones de compra a lo largo de toda la temporada", ha explicado Isla en la conferencia ante analistas. A ello se une, según ha señalado el presidente de Inditex, la integración del estoc en tiendas y 'on line'; el despliegue del RFID (control electrónico de prendas) en todas las cadenas, que quedará completado a finales del 2020 y que ya está listo en Zara, Massimo Dutti y Uterqüe; la mejora y diferenciación de los espacios comerciales; y la apuesta por la venta 'full price' sin descuentos durante la temporada. En los nueve primeros meses del 2019, el grupo gallego ha abierto tiendas en 41 mercados. Al cierre del periodo, el grupo operaba 7.486 tiendas en 96 mercados.

La caja neta se incrementó un 17% hasta septiembre, una muestra más de la capacidad inversora de este gigante del sector textil de ámbito mundial. El lanzamiento de la venta 'on line' global está en línea con lo previsto. En septiembre y octubre, Zara lanzó la venta 'on line' en Sudáfrica, Colombia, Filipinas y Ucrania. La dirección estima un crecimiento de las ventas comparables de entre el 4% y el 6% en el 2019.

La recién remodelada tienda de Zara en el paseo de Gràcia. 

Una de las estrategias de la firma coruñesa que parece estar dando sus frutos es la decisión de apostar por los grandes locales y el comercio 'on line' en detrimento de establecimientos más pequeños. Esta situación ha provocado que Inditex cuente con menos establecimientos de venta al público abiertos en España, pero con una mayor superficie de venta en metros cuadrados. La cifra de inversiones ordinaria prevista para el 2019 estará alrededor de 1.400 millones de euros, principalmente por la apertura de nueva superficie comercial en ubicaciones claves. Se espera un crecimiento de la inversión ordinaria por debajo del crecimiento del espacio en los próximos años. 

Con esta reestructuración comercial en marcha, el número de tiendas de Zara pasa a ser de 2.139 frente a las 2.118 del año pasado. Si se tienen en cuenta todas las enseñas, el número de tiendas de Inditex pasa a ser de  7.486, frente a las 7.442 de hace un año.

Bolsa

Inditex mantiene una sorda batalla también en la bolsa. El año terminará con un previsible balance positivo (incluso podría superarse el 10%), pero Pablo Isla mira de reojo la cotización como inevitable semáforo de su gestión. En el 2017, los títulos bajaron el 10%, y el 2018 acabó con un 23% de recorte en la bolsa. Este año, las acciones revolotean en torno a los 29 euros con un alza del 28% que es bálsamo de Fierabrás para ese sinvivir que supone el examen con los analistas. La presentación de resultados fue acogida este miércoles por la bolsa con entusiasmo y premio. El alza de más del 5% en la sesión hizo que el precio de las acciones superase los 30 euros, afianzando el mejor año bursátil de Inditex desde el 2015 y un premio de segunda ronda para la gestión de Isla. 

Según datos de la consultora especializada en mercados Reginitiv, de 31 expertos que monitorizan el sector, 19 aconsejan comprar títulos, siete se inclinan por mantenerlos en las carteras de inversión y cinco recomiendan vender ante la previsión de que baje la cotización y que existan competidores con mejores perspectivas. El precio objetivo de la mayoría de los analistas se sitúa allí donde oferta y demanda ya lo coloca en la actualidad. 

En líneas generales, el euro ha mostrado una cierta debilidad en los últimos meses, lo que favorece a la textil gallega a la hora de convertir en la divisa común europea los ingresos generados en otras monedas. Al cierre del tercer trimestre el impacto de la divisa fue de apenas medio punto positivo en las ventas. La previsión para el próximo año dependerá en gran medida del buen hacer en la fijación de precios por mercados para amortiguar el efecto de cambio de divisa en los resultados consolidados. La mayoría de los analistas prevén una revalorización del euro en el 2020, algo que de cumplirse elevaría la complejidad de las cuentas de la multinacional gallega para el próximo ejercicio. 

La compañía textil gallega puso fin al segundo trimestre de su ejercicio fiscal (del 1 de mayo al 31 de julio) con un aumento del beneficio neto del 9,98%, hasta los 815 millones de euros (0,262 euros por acción), en línea con lo esperado, frente a los 741 millones del mismo periodo del año anterior y los 734 millones del primer trimestre. De igual modo, las ventas totales del grupo se alzaron un 8,19%, desde los 6.371 millones de euros en 2018, hasta los 6.893 millones de euros obtenidos entre mayo y julio de este año, una cantidad que se ajustó también a lo anticipado por el consenso de los analistas.