Ir a contenido

Mercado laboral

¿Cómo pedir y tramitar el paro? 10 claves

El SEPE es la entidad que gestiona y abona la prestación por desempleo

En 2019, el paro bajó en 400.000 personas, el menor descenso desde 2013

Gabriel Ubieto

Cola de parados en una oficina de empleo.

Cola de parados en una oficina de empleo. / ARCHIVO

Si te han despedido o te ha vencido el contrado y no te han renovado,  tienes derecho a cobrar una prestación por desempleo. Solicitar el paro no es una gestión ni muy extensa ni complicada, pero debes tener en cuenta varios aspectos que pueden ayudarte a agilizar su trámite. No todo el mundo tiene derecho a percibir el paro, pero, si te corresponde, la cuantía y la duración del mismo varían según el sueldo que ganabas en tu anterior o anteriores empleos. Actualmente, España ha reducido su cifra paro, pero sigue siendo el segundo país más perjudicado de la UE.

Los trabajadores autónomos también tienen derecho a cobrar un equivalente a la prestación por desempleo, pero es un tema más complejo. Para facilitarte todo el proceso, te explicamos con detalle cómo funciona y cómo hacer las gestiones para pedir el paro. Estas son las 10 claves que debes conocer si te quedas en situación de desempleo.

1. ¿Cuáles son los requisitos para pedir el paro?

El primer requisito para que una persona pueda solicitar el paro es estar inscrito como demandante de empleo en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En Catalunya,  su homólogo es el Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC).

Una vez inscrito, las personas que tienen derecho a cobrar el paro son las que han trabajado y cotizado para el desempleo como asalariados al menos 360 días dentro de los 6 años anteriores antes de quedarse sin empleo.

A su vez, para cobrar el paro la persona no puede tener a su vez un trabajo asalariado  ni estar dado de alta como trabajador autónomo, a menos que esté en un programa de fomento de la ocupación que así lo especifique. Tampoco puede cobrar una pensión de la Seguridad Social que sea incompatible con el trabajo, como sería el caso de una pensión por jubilación o por incapacidad permanente.

2. ¿Cuántos meses de paro me corresponden?

La duración, tal como concreta el SEPE en su página web, depende en cada caso de las cotizaciones por desempleo que haya realizado en los últimos 6 años, siempre que no se hayan tenido en cuenta para una prestación anterior ya sea prestación contributiva o subsidio. El límite máximo son dos años.

3. ¿Cómo puedo calcular el paro que cobraré?

La cuantía de la prestación a cobrar dependerá de las bases de cotización a la Seguridad Social por contingencias profesionales del salario del empleo anterior (o empleos) durante los 180 últimos días cotizados, sin tener en cuenta las horas extraordinarias trabajadas, pero sí las vacaciones. El importe se calcula dividiendo por 180 la cuantía total que haya cotizado la empresa por el trabajador, multiplicada por los 30 días de un mes. El número resultante de esta operación se debe multiplicar por 0,7, que equivale al 70% que cobrará el parado durante los seis primeros meses de desempleo. A partir del séptimo mes, dicha cuantía se debe multiplicar por 0,5, equivalente al 50% de lo cotizado.

Las cuantías pueden variar en función de las responsabilidades familiares, es decir, en caso de no tener hijos, tener uno o más de dos. El SEPE habilita una calculadora ‘on line’ para poder calcular la prestación.

4. ¿Dónde y cómo hay que solicitar el paro?

El paro se puede solicitar de manera ‘on line’ a través de la página web del SEPE o de manera presencial en la oficina que le corresponde al demandante, según el lugar de empadronamiento. Para consultar la dirección de dicha oficina el SEPE ha habilitado también un buscador.

Para solicitar el paro es imprescindible estar previamente registrado como demandante de empleo, para lo que es preciso ir presencialmente a la oficina del SEPE o el SOC correspondiente.

5. ¿Qué documentación hay que aportar para solicitar la prestación por desempleo?

La documentación para solicitar el paro es:

-DNI o documento identificativo correspondiente, que en el caso de los nacionales de la Unión Europea correspondería con el certificado de registro de ciudadano o ciudadana de la Unión Europea y el pasaporte. En el caso de los extracomunitarios, la tarjeta de Identidad de Extranjero o Extranjera (TIE) y el pasaporte. Junto a la identificación se debe llevar el Libro de familia.

-Cualquier tipo de documento bancario en el que figure el número de cuenta en el que se quiera ingresar la prestación por desempleo. Una factura antigua, la libreta bancaria o un contrato anterior también sirven.

-Certificado de la empresa(s) en la(s) que haya trabajado en los últimos 6 meses, siempre que no se haya enviado la documentación previamente al SEPE.

-Modelo oficial de solicitud, que en el caso de hacerlo presencialmente,  lo suministrad el propio personal de la oficina, y si se realiza ‘on line’,  se puede descargar en la misma página web o en este enlace.

6. ¿Cómo y cuándo hay que renovar el paro?

Renovar el paro se puede hacer presencialmente u ‘on line’. En el primer caso, la persona se tiene que dirigir a la oficina de trabajo que le corresponde según su domicilio y presentar un documento que lo identifique. Cuando ya haya renovado alguna vez el subsidio de paro, en la oficina le entregarán un documento llamado DARDO, que indica la fecha de la siguiente renovación. Habitualmente son 90 días entre renovación y renovación.

Si se quiere realizar este trámite por Internet, el demandante puede acceder al siguiente enlace para renovar su demanda de empleo. Para identificarse, se necesita un certificado digital, como el NIF o el NIE, o bien el PIN que hay en el documento DARDO.

No renovar el paro en los plazos señalados en el documento DARDO constituye una falta. La primera vez que se olvida sellar el paro, la sanción es un mes sin cobrar. La segunda vez son tres meses sin prestación; la tercera, seis meses, y a la cuarta, se deja de cobrar.

7. Si agoto el paro, ¿puedo cobrar un subsidio por desempleo?

Una vez que una persona en situación de desempleo agota la prestación a la que tiene derecho, existen alternativas para no quedarse sin ningún ingreso.  Las ayudas están condicionadas a la situación laboral, personal y familiar del individuo y, por tanto, los diferentes subsidios o prestaciones disponibles pueden variar. Para conocer los subsidios disponibles es recomendable solicitar información en la oficina de trabajo pertinente.

8. ¿Qué ocurre si encuentro trabajo y estoy cobrando el paro?

Si una persona encuentra trabajo mientras está cobrando el paro dejará de percibir la prestaciónEste trámite se hace de manera automática entre la empresa contratante y la Seguridad Social, pues una vez el antiguo parado es dado de alta como trabajador en activo, la Seguridad Social cesa en el pago de la prestación.

9. ¿Qué ocurre si rechazo una oferta de empleo estando en el paro?

Cabe recordar que una persona para recibir la prestación de desempleo debe declararse como demandante de empleo, es decir, está dispuesta y comprometida a volver a trabajar. Y, mientras esto no sea posible, tiene derecho a la protección que le brinda el subsidio durante los límites establecidos por la ley y su historial de cotizaciones.

Una persona que está en el paro puede volver a reengancharse al mercado laboral de dos formas.

Por un lado, mediante la búsqueda por su cuenta de ofertas de trabajo. En caso de que le surja una oportunidad laboral por esa vía y finalmente decida no aceptarla, no habrá consecuencias directas en su derecho a percibir el paro.

Por otra parte, directamente a través del SEPE.  Si la persona recibe un oferta de este organismo, a través de su bolsa de empleo, porque la considera adecuada a su perfil, el demandante de empleo tiene derecho a rechazar la oferta aunque conllevará la pérdida de tres meses de prestación por desempleo. Si se rechaza una segunda vez, el demandante perderá seis meses y si llega a producirse una tercera vez, se extinguirá la prestación que está cobrando.

10. ¿Un autónomo tiene derecho a paro?

Un trabajador del régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) también tiene derecho a cobrar el paro o su equivalente, que se denomina el subsidio por cese de actividad. Para poder cobrar esta prestación es necesario que la persona haya cotizado durante un periodo mínimo de 720 días. Ahora bien, es necesario especificar que el trabajador quiere realizar dicha aportación ya que la cotización mínima exigida por la Seguridad Social no contempla la contribución al cese de actividad.

Temas: Empleo Paro