Ir a contenido

proceso

El BBVA apunta a sus exjefes de seguridad y de riesgos en sus contratos con Villarejo

El representante legal de la entidad imputada en el 'caso Villarejo' responde a todas las preguntas de Anticorrupción

Ángeles Vázquez

Sede del banco BBVA.

Sede del banco BBVA. / JOSÉ LUIS ROCA

El director de los Servicios Jurídicos del BBVA España, Adolfo Fraguas, declaró este jueves por segundo día ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón en relación con los contratos firmados por la entidad con la empresa de seguridad del excomisario José Manuel Villarejo al menos desde 2004, cuando Sacyr intentó hacerse con el control de la entidad. 

Fuentes jurídicas han señalado a este diario que en su condición de persona jurídica imputada por los delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción entre particulares, su representante legal ha apuntado hacia quienes eran jefe de Seguridad y director de Riesgos de la entidad, respectivamente, Julio Corrochano, cuya firma figura en los contratos firmados con el expolicía, y Antonio Béjar, que se libró de tener que abonar medio millón tras acceder a colaborar con la investigación. El superior del primero fue Ángel Cano, consejero delegado del banco entre 2009 y 2015.

Fraguas, como hizo el primer día ha contestado a todas las preguntas que le formularon tanto los fiscales Anticorrupción adscritos al caso, Ignacio Stampa y Miguel Serrano, como el magistrado. Todavía tendrá que volver otro día a concluir la declaración.