26 feb 2020

Ir a contenido

NORMATIVA EUROPEA

La liberalización ferroviaria en los grandes países de la UE

Un repaso por el proceso que han seguido los países vecinos de cara a la apertura del sector a la competencia

Efe

Un tren de Rodalies circulando.

Un tren de Rodalies circulando. / EUROPA PRESS

La designación de las tres empresas que pelearán por las principales líneas de la alta velocidad en España (Renfe, SNCF y el consorcio de Ilsa y Trenitalia) marca un hito en la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros en España prevista en la normativa europea.

Este es un repaso por el proceso que han seguido los grandes países de la UE de cara a la apertura del sector a la competencia, que debe estar listo para el 14 de diciembre de 2020:

Reino Unido

En el Reino Unido, la liberalización se inició en la década de 1980 con el gobierno conservador de Margaret Thatcher que vendió varias empresas estatales del sector ferroviario.

Su sucesor, John Major, completó la privatización de todo el sector al amparo de la ley de ferrocarriles de 1993.

Las funciones de la British Railway Board, que gestionaba la compañía pública British Railways, se separaron y varias competencias regulatorias se trasladaron a la nueva Rail Regulator.

El control de la infraestructura pasó a la sociedad Railtrack y el mantenimiento de las vías y las operaciones de trenes de carga fueron vendidos a varias empresas privadas, al tiempo que se adjudicó por concurso la operación de trenes de pasajeros.

En 2001 Railtrack quebró y sus operaciones fueron renacionalizadas y asumidas por la estatal Network Rail.

Italia

Italia fue uno de los primeros países europeos en adoptar las directivas comunitarias a su legislación y liberalizó su mercado ferroviario en 2012.

La empresa pública Ferrovie dello Stato, nacida en 1905, había conservado el monopolio del sector, pero en 2012 comenzó a operar la compañía privada Italo-Nuovo Trasporto Viaggiatori (NTV).

Actualmente, Ferrovie dello Stato sigue siendo de capital público y se encarga de gestionar y mantener las infraestructuras a través de su filial Rete Ferroviaria Italiana y del servicio de pasajeros mediante Trenitalia.

El tren Italo de NTV, surgido en 2006 a iniciativa de un grupo de empresarios y desde el año pasado propiedad del fondo estadounidense Global Infrastructure Partners (GIP), es el operador privado líder en la red de alta velocidad y compite con Trenitalia en el servicio de viajeros.

Alemania

Alemania comenzó la liberalización en 1994 con la creación de la empresa Deutsche Bahn (DB), sociedad propiedad del Estado que agrupó a las dos empresas ferroviarias existentes: la Bundesbahn, que tenía un endeudamiento de 34.000 millones de euros, y la Reichsbahn, proveniente de la antigua República Democrática Alemana (RDA), que precisaba elevadas inversiones.

En el proceso, conocido como "Bahnreform", también se traspasó la competencia de transporte ferroviario de pasajeros del Gobierno federal a los estados en 1996, y se abrió el mercado a otros competidores.

Actualmente, DB gestiona las infraestructuras y redes y tiene competencia en el transporte de mercancías y de cercanías, pero no en los trayectos de largo recorrido.

Francia

En Francia, la estatal SNCF tendrá que competir con otros operadores en las líneas interiores a partir de diciembre de 2020.

SNCF Reseau es la gestora de las infraestructuras ferroviarias y SNCF Mobilités opera en la alta velocidad con la marca Inoui para los trenes de gama alta y Ouigo para los de bajo coste.

La SNCF explota trayectos internacionales en cooperación con operadores de otros países como Renfe, con Elipsos entre Francia y España; la belga SNCB, con Thalys y Eurostar; la holandesa NS; Deutsche Bahn, con Aleo, y la suiza CFF, con Lyria.

Desde 2010, Thello, filial al 100 % de Trenitalia, compite con SNCF en las líneas internacionales entre Francia e Italia. 

Temas Renfe