Innovación

Aena e Iberia prueban en Madrid el embarque en avión 'por la cara'

Los pasajeros de vuelos a Bruselas y Asturias podrán ir de su casa al embarque sin mostrar ningún documento

El presidente de Iberia, Luis Gallego, prueba el reconocimiento facial en el proceso de embarque

El presidente de Iberia, Luis Gallego, prueba el reconocimiento facial en el proceso de embarque / JOSE LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Iberia y Aena pusieron este jueves en marcha en el aeropuerto de Madrid un proyecto piloto de reconocimiento facial a través de detectores biométricos que permite a los pasajeros ir de su casa al avión sin mostrar ninguna documentación, solo enseñando su cara a una pantalla, tanto a la llegada al aeropuerto como en los filtros de seguridad y en la puerta de embarque. 

El sistema, todavía en pruebas durante un periodo de entre seis meses y un año, estará disponible solo para aquellos pasajeros que vuelen con Iberia de Madrid a Bruselas y Asturias. Y la gran novedad es que será el primer proyecto biométrico del mundo que permite que los pasajeros se registren a través de una aplicación móvil, sin necesidad de hacerlo en un punto físico. "Es un paso más dentro de todo lo que queremos hacer en el área de cliente", explicó el presidente de Iberia, Luis Gallego, durante la presentación del sistema. Su homólogo en Aena, Maurici Luzena, calificó el piloto de "hito tecnológico de primera magnitud".

Eso sí, para poder utilizar este innovador recurso es requisito indispensable ser mayor de edad, además, para hacerlo a través de la aplicación se necesita disponer de un DNI 3.0 (los que se emiten en España desde 2015), así como un dispositivo móvil con sistema Android con lector NFC. Para los dispositivos de Apple todavía no está disponible.

Noticias relacionadas

En caso de cumplir todos estos requisitos, el viajero podrá registrar sus datos en la aplicación de Iberia o de Aena, hacer una captura del documento de identidad y hacerse un 'video-selfie', con la finalidad de que el sistema de software determine si el rostro del usuario se corresponde con el de la foto de carné. En caso afirmativo, se envía el perfil biométrico (las características de la cara) a la base de datos de Aena. El cliente solo necesita hacer este registro una vez, así después, siempre que quiera embarcar con reconocimiento facial solo tendrá que añadir la nueva tarjera de embarque para poder llegar al aeropuerto y pasar 'por la cara'.  

Este será el segundo piloto de reconocimiento facial en un aeropuerto español, después del lanzamiento de un proyecto de Air Europa en marzo de este año en Menorca para vuelos entre islas. Un exitoso ensayo, a juicio de Aena, que ha tenido una penetración del 25% y que ha permitido a sus usuarios reducir los tiempos de espera en el aeropuerto en un 40%. En función del resultado en Madrid el gestor aeroportuario estudiará implantar este sistema en el resto de España.

Temas

Iberia AENA