06 ago 2020

Ir a contenido

Estudio Oliver Wyman

El 84% de los españoles prevé comprar en Black Friday o el Cibermonday

Una encuesta a 13.000 consumidores de Europa detecta que España está a la cabeza en espíritu consumista

Eduardo López Alonso

Black Friday

Black Friday

El 84% de los consumidores españoles planea hacer compras con motivo del Black Friday o el Cibermonday, lo que sitúa a España a la cabeza de participación en esta fecha internacional de descuentos. Es una de las conclusiones del estudio 'Black Friday en España: Una participación masiva y planificada', elaborado por la consultora Oliver Wyman a partir de más de 13.000 encuestas a consumidores de 8 países europeos (España, Francia, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Suiza y Rusia).

Los datos de España contrastan con los del promedio de los países, donde el 64% planea comprar en esta fecha. Italia comparte liderazgo con España, y Francia les sigue a cierta distancia con un nivel de participación del 74%. España es el segundo país mundial con mayor penetración del gigante chino Alibaba, uno de los impulsores junto con Amazon de las jornadas de descuentos a escala global. El suroeste europeo se sitúa como la región donde más triunfa el Black Friday.

Rebajas

Identificada como una jornada clave para el comercio, el Black Friday está relegando a las tradicionales rebajas como uno de los momentos de mayor consumo del año. Sin embargo, José Luis Nueno, profesor del IESE especialista en el sector de la distribución, opina que pese a este auge, el tícket de compra efectivo medio tiende a bajar y la rentabilidad global del periodo de descuentos cae, pero se mantiene la cifra de ventas global porque aumenta el número de compradores.

En el caso de España, una de las razones del éxito del Black Friday es su cercanía con la temporada de compras navideñas; así, los españoles son, únicamente tras Rusia, los más previsores: el 62% comprará artículos que llevan tiempo queriendo adquirir, y el 20% realizará compras sustitutivas de regalos navideños, cumpleaños, etc., el mayor porcentaje de entre todos los países.

Únicamente un 18% de los encuestados en España comprará de forma espontánea, el porcentaje más bajo de entre todos los países, que contrasta, por ejemplo, con un 64% de compra impulsiva entre los franceses. El promedio en este sentido es del 35%. La idea es que en España se han pospuesto las compras a la espera de Black Friday para cubrir necesidades pasadas o futuras.

La mayoría de los consumidores (56%) comprará durante la semana previa a esta fecha, frente a un 36% que lo hará únicamente el viernes. El Cybermonday, por su parte, queda muy atrás en intención de compra, con solo un 6% de participación.

Renta per cápita

El estudio pone en evidencia que pese a contar con una menor renta per cápita que otros países europeos los españoles tendrán un gasto similar en estas jornadas de descuentos, con un 54% planeando gastar únicamente hasta 200 euros, similar al 55% de Francia, el 52% de Alemania, el 49% de Italia el 50% de Reino Unido o el 59% de los Países Bajos, el país con un gasto más contenido.

Existen, además, diferencias entre los segmentos de población: los hombres gastarán más que las mujeres (un 32% planea desembolsar más de 300 euros, frente a un 18% de ellas), y la mitad de los españoles de entre 30 y 40 años (el segmento de mayor gasto) gastará más de 200 euros.

Gasto medio

El gasto medio, por tanto, se situará según el estudio en los 258 euros, frente al promedio de 272 de todos los países. El nivel de gasto está en línea con la menor exigencia por parte de los españoles de grandes descuentos para tomar la decisión de adquirir un producto: el 17% se conformarían con un descuento igual o menor del 20% para realizar sus compras, el país europeo con mayor porcentaje. Más de la mitad (52%) se conforman con un descuento del 30% o menos para hacer compras (la media de todos los países es del 48%), mientras que el resto exige un 50% o superior para animarse a comprar; en este caso, se trata del menor porcentaje de consumidores de Europa, solo por detrás de Holanda.

Los consumidores españoles no están dispuestos a renunciar a su compra, y solo un 11% desistiría de ella si su producto deseado no cuenta con un descuento suficiente: se trata del menor porcentaje de entre todos los países, únicamente seguido de cerca por Rusia (13%) e Italia (20%). Como alternativa, un 25% se decantará por comprar un producto similar que disfrute de un mejor descuento, mientras que un 50% optará por hacer su compra posteriormente.

Internet

Sea por la comodidad que supone comprar desde casa, o para evitar las aglomeraciones, las compras a través de internet durante esta fecha desbancan a las adquisiciones en tienda: así, de aquellos con planes para hacer gasto, un 65% se decanta por los 'pure-players' como Amazon, y un 44% optará en algún momento por las páginas webs de los distribuidores. No
obstante, a pesar del liderazgo, un 41% acudirá a la tienda. En todos estos porcentajes el consumidor español lidera frente al resto de países.

En cuanto a los productos que más interés despiertan, los artículos de electrónica y la moda son los más deseados. Sin embargo, existen notables diferencias entre sexos: mientras que un 57% de hombres planea adquirir productos electrónicos u ordenadores, solo un 26% de las mujeres lo afirma. En el caso de la ropa, el 46% de ellas tienen intención de renovar armario, frente al 23% de los hombres. El ticket superior en artículos de electrónica explica, en parte, el gasto superior en hombres. A gran distancia le siguen los gastos en ocio y deportes, artículos del hogar o artículos de belleza y droguería, con porcentajes similares entre hombres y mujeres.