Ir a contenido

las cloacas empresariales

Dimite un consejero de ACS relacionado con el espionaje de Iberdrola

La eléctrica comienza una nueva investigación interna para exclarecer las últimas informaciones relacionadas con el 'caso Villarejo'

Max Jiménez Botías

Florentino Pérez, José Manuel Villarejo e Ignacio Sánchez Galán.

Florentino Pérez, José Manuel Villarejo e Ignacio Sánchez Galán. / J.LÓPEZ (EFE) / EUROPA PRESS / L. TEJIDO (EFE)

Manuel Delgado Solís, abogado, y consejero de ACS, ha presentado esta martes su dimisión, según ha dado a conocer la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Delgado aparece en una investigación relaciona con la toma de control de la eléctrica por parte de ACS, en la que está involucrado el excomisario José Manuel Villarejo.

Iberdrola encargó al excomisario  Villarejo que buscara información comprometida sobre Florentino Pérez, en la época en la que este tenía intención de acceder al consejo de administración de la eléctrica. El excomisario espió al presidente de ACS y del Real Madrid con el objetivo de que abandonara sus pretensiones sobre Iberdrola. Los dirigentes de la compañía eléctrica, entonces presidida por Ignacio Sánchez Galán, activaron esta operación en el año 2009, cuando el grupo ACS incrementó su presencia en la compañía energética y reclamó presencia en el consejo de administración.

Esta estrategia se recoge en los audios y grabaciones a los que han tenido acceso 'Moncloa.com' y 'El Confidencial' en una investigación conjunta dentro del 'caso Villarejo' y que han provocado que el presidente de ACS, Florentino Pérez, se persone en calidad de acusación particular en la causa abierta contra Iberdrola por la presunta contratación de José Manuel Villarejo para labores de espionaje. ACS remitió el lunes un nota a los medios de comunicación en los menciona la iniciativa legal de Florentino para hacer frente a lo que ya parece la cara B del 'caso Villarejo', en cuya cara A se investiga a los directivos del BBVA que actuaron de forma similar para evitar el intento de asalta de su consejo por parte de Sacyr. 

La operación para evitar el control del Iberdrola fue bautizada como 'Proyecto Posy' y Antonio Asenjo, director de seguridad de la eléctrica, fue el encargado de ponerse en contacto con Villarejo para que Florentino Pérez y ACS no cumplieran su objetivo.

Tras aflorar toda esta información dentro del sumario del 'caso Villarejo', la compañía eléctrica ha encargado a PricewaterhouseCoopers (PwC) la elaboración de un análisis interno exhaustivo para esclarecer hasta dónde llega la relación de la eléctrica con la sociedad Cenyt, vinculada al excomisario de policía José Manuel Villarejo. Pero no es la primera búsqueda de datos: la compañía ya realizó otras dos investigaciones internas desde el 2018 de cuyo resultado se deriva que Iberdrola contrató a la empresa Cenyt para realizar varios trabajos relacionados con la seguridad de la compañía que "eran perfectamente legales" y por los que pagó hasta 1,2 millones de euros. A la luz de los datos que se han dado a conocer recientemente es cuando la eléctrica ha encargado nuevas pesquisas internas. 

Toda la carne en el asador

"Nos estamos enfrentando a un tío que está echando toda la carne en el asador para controlar el poder". En una de las conversaciones entre Villarejo y Asenjo, el comisario destacaba que se estaban "enfrentando a un tío con todos los recursos que está echando toda la carne en el asador para el hijo de puta controlar el poder". "Lo que no podemos, desde mi punto de vista, es pescar un gran marrajo como este cabrón con una caña de sardinas". Así queda reflejado en los audios que figuran en el sumario y que se citan en las informaciones publicadas.

"Este es un personaje muy vulnerable que, en el momento en que empiece a oír moscardones, va a empezar a cometer errores y va a empezar a amenazar, a llamar y a tocar los cojones a la gente. Que ahora mismo está muy tranquilo porque lo que está pasando con el Real Mas y todo lo que está haciendo es un paseo militar", señaló el expolicía. Villarejo apuntó a la existencia de "sobornos, actuaciones conspirativas e irregularidades".

Un consejero doble

Lo cierto es que Iberdrola logró infiltrarse en el consejo de ACS, según la información publicada por 'El Confidencial'. Lo hizo a través de Manuel Delgado Solís, un abogado con bufete propio que ocupaba hasta este martes un asiento en el consejo de ACS a propuesta de los Albertos, accionistas de referencia de la empresa. Grabaciones captadas presuntamente por Villarejo desvelan que este habría mantenido decenas de reuniones privadas con Delgado durante los meses en los que la constructora daba pasos para aumentar su presencia en el capital de la eléctrica.

Según la información publicada, Villarejo utilizó sus contactos en diversos estamentos policiales para exonerar a Delgado de su participación en la trama Gürtel y, a cambio, utilizar sus presencia en el consejo de ACS para conocer los planes de Florentino Pérez respecto al asalto de la eléctrica.

Temas: ACS Iberdrola BBVA