Ir a contenido

EIT URBAN MOBILITY

Colau y De Meo presentan un proyecto para financiar soluciones de movilidad

Universidades, empresas y centros de investigación buscan propuestas sostenibles para el transporte urbano

El Periódico

Colau y De Meo (en la moto) con Torra, Calviño, Marín, Puigneró y Cunillera, entre otros, en el Smart City Expo World Congress.

Colau y De Meo (en la moto) con Torra, Calviño, Marín, Puigneró y Cunillera, entre otros, en el Smart City Expo World Congress. / EFE / ENRIC FONTCOBERTA

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de SEAT, Luca De Meo, han presentado este martes el proyecto europeo EIT Urban Mobility, una iniciativa que tiene como objetivo financiar proyectos que aporten soluciones de movilidad para hacer más habitables las ciudades europeas.

El proyecto, presentado en el Smart City Expo World Congress, está impulsado por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) y formado por un consorcio de 48 socios de 15 países, entre ellos las ciudades de Ámsterdam, Milán y Barcelona, universidades como la Politécnica de Catalunya (UPC), institutos de conocimiento y empresas como SEAT o BMW. En este sentido, la presentación también ha contado con la presencia del alcalde de Milán, Giuseppe Sala, el rector de la UPC, Francesc Torres, y la directora general del proyecto, Maria Tsavachidis.

EIT Urban Mobility pretende "contribuir a garantizar un sistema de movilidad urbana más ecológico, más inclusivo y más inteligente".

Colau ha hecho hincapié en el papel de las ciudades para afrontar retos globales como la movilidad y la importancia de la colaboración entre regiones metropolitanas para compartir experiencias y aunar esfuerzos. "En un momento determinado, las ciudades se organizaron urbanísticamente alrededor del coche porque se pensaron para hombres blancos que iban a trabajar en coche, pero esto no responde a la realidad, que es mucho más diversa", ha afirmado la alcaldesa.

Reducir el coche privado en ciudad

Asimismo, ha aclarado que las medidas para mejorar la movilidad y reducir la contaminación en la ciudad no se toman "en contra de nadie" ni son "una imposición política o ideológica", y ha señalado que los cambios que están viviendo las ciudades pueden ser "grandes oportunidades" para el mundo económico, en campos como las energías renovables.

Por su parte, De Meo ha coincidido con Colau en la necesidad de reducir la presencia del vehículo privado en el espacio público y, aunque ha reconocido que esto supone cambiar el modelo de negocio de las compañías automovilísticas y reducir su volumen de producción, ha apuntado a las plataformas digitales como el medio para caminar hacia el futuro de la movilidad en las ciudades.

El EIT Urban Mobility, con sede en Barcelona, tendrá una vigencia de 7 a 15 años y una financiación de hasta 400 millones de euros por parte del EIT, organismo de la Comisión Europea.