Ir a contenido

conferencia en madrid

CaixaBank avisa sobre el impacto de una tensión prolongada en Catalunya

Su presidente pide "diálogo dentro de la ley" para evitar que se cronifiquen los "episodios puntuales"

Gual reclama al BCE una "estrategia de salida" de los tipos negativos para evitar burbujas

P. Allendesalazar

Jordi Gual, de CaixaBank, llama al diálogo pacífico en Catalunya. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha asegurado este martes que los "episodios puntuales de tensión" vividos en Catalunya en los últimos tiempos "no son positivos" porque afectan a la "vida cotidiana" y al "desarrollo productivo", pero ha añadido que tienen un impacto limitado en la economía. El problema, ha advertido, es cuando se "cronifican", por lo que es necesario evitar que se prolonguen en el tiempo y solucionar "de forma pacífica las tensiones políticas y sociales".

Durante un desayuno informativo organizado en Madrid por el Foro Nueva Economía, el banquero ha defendido que la "divisa" de su banco siempre ha sido "promover el diálogo y el progreso social con la confrontación de propuestas políticas dentro de la ley". Ese es el camino que la entidad viene instando a los políticos a recorrer desde hace tiempo. "Hacemos una llamada al diálogo dentro de la ley", ha insistido.

Gual ha asegurado que CaixaBank no ha calculado el coste que ha supuesto para su negocio el conflicto independentista en Catalunya, territorio donde es líder por cuota de mercado y en el que se han vivido "momentos difíciles en los últimos años". Asimismo, ha asegurado que la entidad está "absolutamente comprometida con todos los territorios y comunidades" en los que trabaja.

Anomalía

El banquero, por otra parte, ha reclamado al Banco Central Europeo (BCE) que diseñe una "estrategia de salida" de la "gran anomalía" que suponen los tipos de interés negativods. La medida, impulsada por la autoridad monetaria hace años para reactivar la economía europea, fue un acierto en su momento, pero se ha prolongado "mucho más de lo necesario" y ahora los "perjuicios superan a los posibles beneficios".

Así, ha asegurado que provoca que los particulares decidan ahorrar más, en lugar de incentivar la actividad endeudándose, y suponen un riesgo de que se produzcan "burbujas" en el valor de determinados activos. El BCE, ha concluido, debe tener más en cuenta la estabilidad financiera en su política monetaria y no querer alcanzar su objetivo de que la inflación esté por debajo pero cerca del 2% "a cualquier precio".

Peticiones al Gobierno

Gual, asimismo, ha pedido al nuevo Gobierno que tenga en cuenta la "experiencia" acumulada respecto a la banca pública y no convierta a Bankia en un banco nacionalizado de forma permanente, como propone Unidas Podemos. En la misma línea, ha reclamado que el sistema impositivo sea "prudente, justo y equilibrado entre sectores", en referencia a los posibles tributos específicos al sector bancario que el nuevo Ejecutivo podría aprobar.

El presidente de CaixaBank ha defendido que España necesita reformas en las pensiones, el mercado laboral, la educación y el marco institucional. "Puedo tomar las mismas respuestas que hubiera contestado en una conferencia de hace cinco, 10 y 15 años", ha sostenido.