22 sep 2020

Ir a contenido

impacto en la economía

El Banco de España pide resolver "cuanto antes" la incertidumbre política

El gobernador reclama al nuevo Gobierno consolidación fiscal y reformas en pensiones y trabajo

Hernández de Cos exige a la banca que se tome "muy en serio" el deterioro de su reputación

P. A.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. / David Castro

El Banco de España lleva desde la convocatoria de la repetición de las elecciones generales en mayo del 2016 alertando de forma intermitente sobre los riesgos que la inestabilidad política suponen para la economía. Un mensaje que no ha variado tras los últimos comicios y el preacuerdo de PSOE y Unidas Podemos para formar Gobierno. "Es una perogrullada: la incertidumbre política no es buena para la economía, es importante que se resuelva cuanto antes", ha reclamado este lunes el gobernador, Pablo Hernández de Cos.

El mensaje puede interpretarse como un argumento a favor de la formación de un Ejecutivo y en contra de unos terceros comicios. Pero al mismo tiempo, el alto funcionario ha querido dejar claro que su institución sigue apostando por la ortodoxia en la política económica: "El Banco de España ha sido muy explícito sobre cuáles deberían ser las prioridades".

Reformas y riesgos

Durante su intervención en la asamblea de la Asociación de los Mercados Financieros, Hernández de Cos ha reclamado, así, proseguir con la reducción del déficit y la deuda, reformar el sistema público de pensiones para "acomodarlo" al reto del envejecimiento de la población, abordar un "conjunto de reformas" en el mercado laboral, e introducir cambios en los mercados de productos y servicios para mejorar la productividad, "verdadera lacra que arrastra la economía".

España, ha señalado el gobernador, se enfrenta a un "cierto deterioro del balance de riesgos para la estabilidad financiera". O dicho de otra forma, la ralentización económica global y la incertidumbre geopolítica han aumentado el riesgo de que el crecimiento sea aún menor de lo previsto en un momento en que las previsiones se están revisando a la baja. Más que a factores internos, en cualquier caso, lo ha situado en el marco de una economía global cuyas previsiones de crecimiento "se han deteriorado y se han vuelto más inciertas". 

Reputación en cuestión

Hernández de Cos se ha referido también al efecto sobre la imagen de la banca de asuntos judiciales como la comparecencia del expresidente del BBVA Francisco González en la Audiencia Nacional como imputado en el 'caso Villarejo': "Supongo que no ayuda. En cualquier caso, habrá que esperar a que finalicen los procesos judiciales". Con todo, ha advertido, la reputación del sector financiero es un asunto "muy serio", que va "más allá" de este tipo de citaciones judiciales y que las entidades se "tienen que tomar muy en serio" su comportamiento con los clientes.

El gobernador, en esta línea, ha resaltado que los riesgos operacionales, que incluyen la posibilidad de recibir sentencias en contra, representan el 9,3% de los activos ponderados por riesgos de los bancos españoles, un porcentaje ligeramente inferior a la media europea (10,5%). Solo las cláusulas suelo, ha recordado, han costado al sector más de 2.200 millones de euros hasta junio del 2019. "Las entidades deben esforzarse en revertir esta tendencia proporcionando a sus clientes los productos y servicios financieros adecuados a sus necesidades y capacidades, así como suministrando la información relevante de manera clara y transparente", les ha reclamado.