Ir a contenido

cambio legal

El Gobierno retrasa el decreto sobre la retribución a las renovables

La ley incluirá también cambios en los criterios de acceso a las subastas

Parque eólico en Catalunya.

Parque eólico en Catalunya. / JOAN REVILLAS

El Gobierno en funciones ha retrasado una semana la aprobación del real decreto ley sobre la nueva retribución a las instalaciones de energía renovablecogeneración y residuos para el periodo 2020-2025, que también incluirá cambios en los criterios de acceso a las subastas.

Fuentes parlamentarias han señalado que este real decreto ley, que previsiblemente iba a ser aprobado por el Consejo de Ministros de este viernes, ha sido aplazado a la próxima semana y, además, incluirá otros puntos vinculados al plan de descarbonización para el mantenimiento del empleo y a los criterios de las subastas para adjudicar potencia para el desarrollo de nuevas instalaciones de energía renovable. La norma tiene como objetivo avanzar en la Estrategia de Transición energética Justa y en el abaratamiento de la factura de la luz con el impulso a las energías limpias.

Reutilización de plantas

El documento contempla tres puntos, el primero se enmarca dentro del plan de descarbonización y propone que las conexiones a la red de las plantas de carbón que han sido cerradas puedan ser utilizadas para energías renovables. El segundo punto del decreto ley es el referido a mantener la retribución financiera hasta 2031 a los titulares de instalaciones renovables que se vieron afectados por el recorte que aprobó el Gobierno del PP en el 2013 en un 7,503 % (la vigente en la actualidad), con el fin de evitar nuevas reclamaciones ante tribunales y cortes arbitrales.

Esa medida ya se fijaba en un anteproyecto de ley que el Gobierno aprobó en diciembre del año pasado, cuya tramitación se vio interrumpida por la disolución de las Cortes con motivo de la convocatoria electoral de abril de 2019.

El objetivo es poner fin a los litigios ya existentes en cortes arbitrales internacionales y otras instancias por parte de los perjudicados por el recorte, por lo que para acogerse a esa medida se debe renunciar a proseguir con ellos.