Ir a contenido

Igualdad en el trabajo

Currículos ciegos, auditorías periódicas y otros consejos para eliminar la brecha de género

Govern, patronales y sindicatos consensuan una guía para combatir las desigualdades dentro de las empresas

Gabriel Ubieto

Imagen icónica del feminismo.

Imagen icónica del feminismo. / Archivo (El Periódico)

Implantar el currículum ciego en las entrevistas de trabajo, realizar auditorías periódicas y analizar el peso de los componentes variables en las remuneraciones de los trabajadores son algunos de los consejos que el Consell de Relacions Laborals de Catalunya ha incluido en su guía para que las empresas reduzcan el impacto de la brecha de género. El ‘conseller’ de Treball de la Generalitat, Chakir El Homrani, ha presentado este lunes dicho documento, consensuado por el Govern, las patronales y los sindicatos más representativos de Catalunya.

La brecha de género es una desigualdad que, pese ir reduciéndose, persiste en el seno de las relaciones laborales de las empresas catalanas. Esta, según los últimos datos del Observatori del Treball referentes al 2016, asciende al 23,4% en Catalunya. Es decir, las trabajadoras catalanas cobran el 23,4% menos de media que sus homólogos hombres por realizar el mismo trabajo. Lo que se traduce, según una campaña de visibilización puesta en marcha recientemente por el sindicato UGT, en que desde el 7 de noviembre hasta final de año las mujeres trabajan, simbólicamente, gratis.  

Pagar menos a una mujer por el mismo trabajo que realiza un hombre es una práctica ilegal y penada en el ordenamiento jurídico español. No obstante, las desigualdades retributivas que explican esa brecha del 23,4% se producen habitualmente de manera indirecta. Es decir, mediante perjuicios como el techo de cristal (dificultar la promoción), las paredes de cristal (segregar a las mujeres a determinadas áreas) o vetar de manera indirecta a las mujeres para percibir determinados pluses variables. El mayor peso que asumen ellas en la conciliación familiar es uno de los obstáculos habituales en dichos casos.

Y para reducir, cuando no suprimir, estos sesgos de género, el Consell de Relacions Laborals ha presentado públicamente este miércoles una guía con recomendaciones para las empresas. El primer paso que este organismo, configurado de forma paritaria entre Govern, Foment del TreballPimecCCOO UGT, recomienda es constituir una comisión que lidere el análisis y aplicación de las medidas pertinentes para reducir las brechas de género que puedan existir. Estas son algunas de sus recomendaciones.

El lenguaje importa

Una de las primeras medidas que recomienda el documento es neutralizar la carga de género de los puestos de trabajo. También describir con sumo detalle las tareas a realizar por las personas que ocupen dichos puestos, para así evitar que dos personas que realicen funciones similares estén en categorías distintas, con las posibles diferencias salariales que ello pueda comportar. A ello cabe añadir la supresión de connotaciones innecesarias a la hora de seleccionar a una persona para ocupar un empleo y, para ello, se recomienda el uso del currículum anónimo, para evitar posibles sesgos en la selección de personal.  

Para compensar los obstáculos históricos con los que han tenido y tienen que lidiar las mujeres en el mundo laboral, el Consell de Relacions Laborals recomienda "hacer más visibles y valorar los requisitos, las habilidades y los esfuerzos de los trabajos considerados típicamente femeninos [...] y evitar la sobrevaloración de los trabajos masculinos".

Revisar la estructura salarial

Un elemento que en múltiples ocasiones explica la brecha salarial es el acceso a complementos variables de los hombres y la mayor dificultad, cuando no imposibilidad, de las mujeres. Es por ello que el documento sugiere explicitar claramente dichos complementos, ligarlos a cuestiones lo máximo objetivas posibles y evitar aquellos que premian una mayor disponibilidad, ya que estos "penalizan a las personas —generalmente mujeres— que hacen uso de las medidas de conciliación o que tienen contratos a tiempo parcial".

Ligado con este punto, la guía consensuada por los agentes económicos recomienda que las horas extras se compensen con tiempo de descanso, no con remuneraciones extras. También favorecer el cómputo anual de las jornadas, para redistribuirlas en caso de necesidad, fomentar las jornadas continuadas e incluir las reuniones de trabajo durante la jornada y evitando que estas se alarguen más allá.

Seguimiento y auditorías

Para dar cumplimiento a esta batería de medidas, el Consell de Relacions Laborals recomienda que la comisión encargada de velar por la paridad retributiva en las empresas realice auditorías periódicas de los diferentes indicadores pactados para mediar la ausencia de desigualdades de género. En dicha comisión debieran de estar presentes tanto miembros de la directiva, del departamento de recursos humanos y de la representación legal de los trabajadores. La guía también contempla que los datos utilizados estén anonimizados y sean accesibles para los trabajadores.