18 sep 2020

Ir a contenido

disturbios en Catalunya

Un colectivo de 73 directivos, empresarios y políticos salen en defensa de los Mossos

El manifiesto exige al Govern y al Parlament que actúen de "manera responsable" y que TV3 "recupere su carácter de servicio público"

Agustí Sala

Barricadas en una de las calles de Barcelona.

Barricadas en una de las calles de Barcelona. / FERRAN NADEU

Paso adelante. Un colectivo de 73 directivos, empresarios e incluso 'exconsellers' de la Generalitat han firmado un manifiesto "en defensa de los Mossos y de las instituciones catalanas". A su vez reclaman al Govern de Quim Torra y al Parlament "que actúen de manera responsable" y que TV-3 "recupere su caracter de servicio público, hoy totalmente perdido".

Entre los firmantes, muchos de los cuales se declaran defensores de una "tercera vía" entre el independentismo y la negativa a entablar cualquier tipo de diálogo, están los 'exconsellers' Antoni Fernández TeixidóXavier Pomés y Josep Miró i Ardèvol, así como la politóloga y presidenta de Lliga Democràtica, Astrid Barrio o el expresidente de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, el antiguo diputado por el PP catalán, Ricard Fernández Deu y el exvicepresidente del Tribunbal Constitucional, Eugeni Gay.

Documento

 Manifiesto en defensa de los Mossos

Manifiesto en defensa de los Mossos

También figuran el exsecretario de Economía con el PSOE y profesor del IESE, Alfredo Pastor, el exembajador en China, Eugeni Bregolat; el economista Jordi Alberich, el presidente y fundador de Numintec, José María Torres, miembro de la oposición a la dirección independentista de la Cambra de Comerç de Barcelona presidida por Joan Canadell; el notario Juan-José López Burniol y el presidente del Institu Agrícola Català Sant Isidre, Baldiri Ros, entre otros.

En el texto del colectivo, que se autodenomina 'Converses a Catalunya', se destaca que la Policía Nacional, la Guardia Civil "y especialmente el cuerpo de los Mossos d'Esquadra, institución esencial en nuestro autogobierno, tuvieron que intervenir para afrontar la violencia organizada" de hace dos semanas en Barcelona y otras ciudades catalanas.

Inapropiado e irresponsable

Los firmantes califican de "inapropiadas e irresponsables los ataques efectuados por una parte del Parlament de Catalunya, y lo que resulta más grave, por parte del 'president' de la Generalitat".  Los autores del manifiesto consideran "clamorosoamente injusto y contrario a las necesidades de Catalunya querer abrir una especie de "causa general" contra la policía.

A su vez consideran aún más grave que en el entorno del Govern "no se haya condenado la violencia en la calle" y que no se presente en las causas abiertas contra los presuntos inculpados. Y, según los firmantes, "estos ataques se han producido y multiplicado también desde la Televisió Pública de Catalunya de manera inaceptable".  

Critican "tanto la violencia activa como la pasiva, generada por quienes impiden de forma reiterada y sistemática el ejercicio del derecho a la docencia y al estudio, el derecho al trabajo y a la libre circulación y acceso" y destacan que las fuerzas de seguridad han actuado "con profesionalidad y entrega".

En el manifiesto admiten que al actuar en "condiciones penosamente difíciles se puede haber producido algún caso de exceso en su actuación, que no desvirtúa la positiva calificación global y que, en todo caso, serán los mismos cuerpos policiales los que, en primer término, lo abordarán".