Ir a contenido

El mercado laboral

La creación de empleo no contiene la subida del paro, la mayor desde octubre del 2012

La cifra de ocupados sube en 106.541 personas, aupada por las recontrataciones en educación, y alcanza los 19,4 millones de afiliados a la Seguridad Social

Catalunya registra un balance muy similar al conjunto de España, con escasa creación de ocupación y una mayor escalada del desempleo

Gabriel Ubieto

Cola de ciudadanos en una oficina de empleo de Madrid.

Cola de ciudadanos en una oficina de empleo de Madrid. / REUTERS / ANDREA COMAS

El mercado laboral español ratifica un mes más su camino hacia el estancamiento. La creación de empleo en octubre fue nutrida pero no lo suficientemente holgada para evitar que también creciera el paro, que acumula tres meses consecutivos al alza. Octubre es un mes históricamente malo para el empleo y el paro ha subido en todos los octubres de la estadística disponible, aunque este décimo mes del año registró su peor dato desde octubre del 2012, cuando la economía española todavía destruía empleo fruto de la recesión. "El incremento del paro de este mes no implica destrucción de empleo", ha insistido la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, durante la valoración de los datos de publicados este martes por el Ministerio de Trabajo.

La evolución de estos dos indicadores no es necesariamente incompatible y el Gobierno la ha justificado mediante un doble argumento. Por un lado, el Ejecutivo considera que entre los españoles en paro las expectativas de encontrar un empleo son elevadas y por ello se apuntan al SEPE. Es decir, se activan personas que podían trabajar pero que anteriormente no se postulaban para ello. Y, por el otro, la progresiva desaceleración de la economía provoca que no se generen los suficientes empleos como para absorber a toda la mano de obra disponible. 

El número de desempleados en toda España registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) alcanzó los 3.177.659, tras aumentar en octubre en 97.948 personas respecto al mes anterior, el mayor incremento en un décimo mes del año desde el 2012. La comparativa de los últimos 12 meses deja todavía cifras positivas, con una reducción interanual del 2,4%; aunque bajando y a un ritmo especialmente acentuado este octubre. En enero la reducción internanual del paro evolucionaba al 5,5%, en septiembre era del 3,8% y en octubre ha bajado al 2,4. Debido a esa resiliencia que el mercado laboral español está demostrando, en plena desaceleración global, la cifra de desempleados se sitúa en la menor en un mes de octubre desde el 2008. 

En clave de género persiste la desigualdad entre hombres y mujeres y seis de cada diez desempleados registrados en el SEPE en octubre eran mujeres. La desaceleración se está extendiendo con mayor premura entre el colectivo de mujeres potencialmente trabajadoras, pues el ritmo al que disminuye el paro entre ellas es del 2,1%; frente al 2,7% de los hombres.

El empleo recupera la cota de las 9 millones de ocupadas

Si bien subió en octubre el paro, también lo hizo el número de trabajadores activos y cotizantes a la Seguridad Social. De acuerdo con las cifras publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, el número de afiliados aumentó en 106.541 personas en octubre, hasta sumar un total de 19.429.993, principalmente gracias al avance de la educación, que ganó 151.087 empleados, lo que le permitió compensar las pérdidas en hostelería y sanidad. "La finalización de la campaña turística [...] ha impactado especialmente en este mes", ha declarado la secretaria Valdeolivas.

Una de las notas positivas, es que parte de ese aumento de la afiliación permitió al número de trabajadoras activas recuperar la cota de las nueve millones de ocupadas; una cifra récord conseguida por primera vez en mayo de este año, perdida de nuevo en agosto y recuperada con los últimos datos de octubre.

Más de 19 millones de contratos firmados

La estadística del mes de octubre también deja otro titular, este en referencia a la calidad de la ocupación creada. En los diez primeros meses del año se habían firmado en España 19.007.720 contratos de trabajo, casi 300.000 más que en el mismo periodo del año anterior. La temporalidad sigue siendo la tónica dominante de las relaciones laborales en España y solo el 10,7% de los contratos rubricados en octubre fueron de carácter indefinido. El balance de estos diez primeros meses deja 610.693 ocupados más respecto al mes de enero, para lo que ha sido necesario registrar 19 millones de contratos; es decir, tocan a 31 contratos por afiliado. 

El empleo autónomo, estancado

El colectivo de afiliados al régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) es uno de los que lleva varios meses estancado, alternando leves incrementos de ocupación con destrucción de la misma. En octubre sumó 5.718 nuevos trabajadores respecto a septiembre, hasta un total de 3.271.976 autónomos dados de alta. La horquilla de crecimiento de este grupo lleva moviendose desde enero entre el 1% y el 0,2%, que registró el pasado agosto. Un nivel similar al de los últimos tres años. Cabe remontarse hasta el 2015 para que la estadística arroje crecimientos interanuales superiores al 1% de manera continuada. 

Catalunya, más paro que nuevos ocupados

Si bien en el conjunto de España el incremento del número de afiliados a la Seguridad Social fue ligeramente más abultado que el de nuevos inscritos en las listas del paro, en Catalunya se produjo la evolución inversa. El desempleo creció en este territorio en 14.644 personas, el 3,9% respecto al mes anterior y cerrando el mes en los 387.267 parados registrados. El incremento del desempleo fue generalizado en toda España y únicamente en Valencia (-532 personas) y en Ceuta (-92) bajó este indicador.

"El mes de octubre ha pasado a ser el mes de transición, el que antes era septiembre, cuando acababa la gran fuerza laboral creada y vinculada al turismo, y el inicio de la recuperación de puestos de trabajo en otros ámbitos", ha afirmado el secretario general de Treball de la Generalitat, Josep Ginesta.

El crecimiento de la afiliación fue en Catalunya de menor intensidad y aumentó en 9.666 personas, el 0,3% respecto al mes anterior; hasta los 3,47 millones de ocupados. Paradójicamente, dada la levedad del aumento, Catalunya rompió con la tendencia que acumulaba de dos octubres consecutivos de destrucción de empleo. Y, de hecho, dicho incremento permitió que el ritmo de creación de empleo cerrara al 3%, por encima del volumen con el que comenzó el año, pues en enero fue del 2,8%. La afiliación a la Seguridad Social subió en 12 de las 17 comunidades autónomas.