Ir a contenido

GIGANTE DEL TEXTIL

Amancio Ortega ingresará 1.626 millones en dividendos de Inditex, tras cobrar 813 millones este lunes

El año pasado percibió 1.386 millones

La compañía pagará este año a sus accionistas en concepto de dividendo más de 2.742 millones de euros, frente a los 2.335 millones del año pasado

A Suárez / Agencias

Amancio Ortega, fundador del grupo Inditex, primer grupo multinacional español por capitalización.

Amancio Ortega, fundador del grupo Inditex, primer grupo multinacional español por capitalización. / CABALAR

Los buenos resultados de Inditex se traducen directamente en cuantiosos ingresos para Amancio Ortega. El fundador y primer accionista de la multinacional textil coruñesa se embolsará este lunes 813,1 millones de euros por la última retribución del año que abonará la firma a sus accionistas. Con este cobro, Ortega alcanzará los 1.626,2 millones de euros en concepto de dividendos en 2019.

El creador de Zara recibirá el dinero a través de sus sociedades Pontegadea Inversiones —principal brazo inversor del empresario— y Partler —sociedad en la que su hija Marta ocupa la vicepresidencia—. Con estas dos empresas, Ortega controla un 59,294% del accionariado del grupo.

Los dividendos que percibirá de Inditex este año el hombre más rico de España son 240 millones de euros superiores a los que obtuvo en 2018, cuando cobró 1.386 millones por el mismo concepto. En los 1.626,2 millones de euros de este año se incluye, además del dividendo ordinario —que supone un 'pay out' del 60% del beneficio—, el dividendo
extraordinario de un euro por acción que se reparte en los años 2019, 2020 y 2021.

Incremento de retribución 

El primer efecto de la nueva política de dividendos de Inditex es un incremento de la retribución al accionista del 17% para este año, que supone repartir 0,88 euros por acción, 0,66 euros como dividendo ordinario y 0,22 euros como extraordinario. Un primer pago de 0,44 euros se materializó el pasado 2 de mayo, y el segundo abono por la
misma cantidad, el próximo 4 de noviembre.

Amancio Ortega es el primer accionista del gigante textil, con una participación de casi el 60%, equivalente a un paquete de 1.848 millones de acciones. Su hija Sandra Ortega —heredera de Rosalía Mera, primera mujer de Amancio Ortega— posee el 5,053% y cobrará este año más de 138 millones de euros en dividendos de Inditex, la mitad también este lunes, frente a los 118,1 millones que percibió el año anterior.

En total, la compañía pagará este año a sus accionistas en concepto de dividendo más de 2.742 millones de euros, frente a los 2.335 millones de euros que abonó en 2018.

El fundador de Inditex invierte parte de los dividendos que recibe de la compañía textil en el sector inmobiliario a través de su firma de inversión Pontegadea Inmobiliaria. Ortega posee la mayor inmobiliaria española, centrada en la compraventa y alquiler de grandes edificios, con una cartera de activos inmobiliarios integrada fundamentalmente por edificios de oficinas, no residenciales, situados en el centro de grandes ciudades en España, Reino Unido, Estados
Unidos y Asia
.

De hecho, el fundador de Inditex cerró 2018 con una cartera inmobiliaria valorada en 9.767 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,5% respecto al ejercicio anterior, agrupada en su sociedad Pontegadea Inversiones, que cuenta con un patrimonio neto de 23.493 millones de euros, superior a los 21.006 millones de euros de un año antes.

Alicia Koplowitz salió durante el tercer trimestre del año del capital de Inditex, donde a cierre de junio tenía acciones por un valor de 2,64 millones a través de su sociedad de inversión de capital variable (sicav). La empresaria deshace así las posiciones que había mantenido a través de esta firma en el grupo textil desde 2016.

El fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, ingresará este año un total de 1.626,2 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía cuando cobre este lunes, 4 de noviembre, 813,1 millones de euros por la última retribución del año que abonará la firma gallega a sus accionistas.

En concreto, Ortega recibirá los casi 1.630 millones de euros en dividendo a través de las sociedades Pontegadea Inversiones y Partler, con las que controla un 59,294% del accionariado de Inditex, frente a los 1.386 millones que percibió por el mismo concepto en 2018.

En los 1.626,2 millones de euros que ingresará el fundador de Inditex este año se incluye, además del dividendo ordinario, que supone un 'pay out' del 60% del beneficio, el dividendo extraordinario de un euro por acción a repartir en los años 2019, 2020 y 2021.

Dos cobros

El primer efecto de la nueva política de dividendos de Inditex es un incremento de la retribución al accionista del 17% en el presente año, que supone repartir 0,88 euros por acción, 0,66 euros como dividendo ordinario y 0,22 euros, extraordinario. Un primer pago de 0,44 euros se materializó el pasado 2 de mayo, y el segundo pago por la misma cantidad el próximo 4 de noviembre.

Amancio Ortega es el primer accionista del gigante textil, con una participación de casi el 60%, equivalente a un paquete de 1.848 millones de acciones.

Por su parte, su hija Sandra Ortega, que posee el 5,053% de la firma gallega, cobrará este año más de 138 millones de euros en dividendos de Inditex, la mitad también este lunes, frente a los 118,1 millones que percibió el año anterior.

En total, la compañía pagará este año a sus accionistas en concepto de dividendo más de 2.742 millones de euros, frente a los 2.335 millones de euros que abonó en el 2018.

Sector inmobiliario

El fundador de Inditex invierte parte de los dividendos que recibe de la compañía textil en el sector inmobiliario a través de su firma de inversión Pontegadea InmobiliariaOrtega posee la mayor inmobiliaria española, centrada en la compraventa y alquiler de grandes edificios, con una cartera de activos inmobiliarios integrada fundamentalmente por edificios de oficinas, no residenciales, situados en el centro de grandes ciudades en España, Reino Unido, Estados Unidos y Asia.

De hecho, el fundador de Inditex cerró el 2018 con una cartera inmobiliria valorada en 9.767 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,5% respecto al ejercicio anterior, agrupada en su sociedad Pontegadea Inversiones, que cuenta con un patrimonio neto de 23.493 millones de euros, superior a los 21.006 millones de euros de un año antes.

Al cierre del ejercicio 2018, Pontegadea Inversiones contabilizaba activos de diversa índole por valor de 31.762 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,4% respecto a los 29.028 millones de euros anotados en 2017.

La sociedad patrimonial de Ortega registró un beneficio atribuido de 1.817 millones de euros en 2018, un 23% más que el ejercicio anterior, que cerró con unas ganancias de 1.475 millones de euros.