25 may 2020

Ir a contenido

Plan presupuestario

La Autoridad Fiscal avala las previsiones de crecimiento y déficit del Gobierno

La Airef resta importancia a la amonestación de Bruselas que exige a España un ajuste adicional de casi 8.000 millones

La factura de las ayudas a la banca suma 5.700 nuevos millones entre el 2017 y el 2020

Rosa María Sánchez

El presidente de la Autoridad Fiscal, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo.

El presidente de la Autoridad Fiscal, José Luis Escrivá, en una imagen de archivo. / JOSE LUIS ROCA

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) avala, con carácter general, las previsiones de crecimiento y déficit público enviadas por el Gobierno en funciones a la Comisión Europea el 15 de octubre dentro del Plan Presupuestario para el año próximo.

En su informe sobre las Líneas Fundamentales de los Presupuestos de las Administraciones Públicas 2020, la Airef asume como probables las previsiones oficiales de un crecimiento del PIB del 2,1% para el 2019 y del d1,8% para el 2020. Además, la Autoridad Fiscal prevé un déficit público del 2,1% del PIB para este año (una décima por encima de lo previsto por el Gobierno) y del 1,7% para el año próximo, en línea con lo proyectado por Economía para el 2020 en un escenario de "políticas constantes" derivado de la circunstancia de que un Gobierno en funciones no puede adoptar medidas presupuestarias de calado

Ayudas a la banca

La reducción del déficit público desde el 2,1% del PIB previsto para el 2019 al 1,7% en el 2020 se apoya sobre todo --según la Airef-- en la desaparición de algunos gastos no recurrentes que no volverán a repetirse el año próximo, como los relacionados con el rescate de las autopistas de peaje (120 millones) o con sentencias diversas.

En el 2019 se han contabilizado 1.793 millones de ayudas a la banca a través de compensación por los Esquemas de Protección de Activos (EPA) que se otorgó a determinads entidades que compraron cajas quebradas durante la crisis financiera. Para el 2020 está previsto un gasto de 1.267 millones por este mismo concepto, lo cual eleva a 5.706 millones la factura de los cuatro años comprendidos entre el 2017 y el 2020 de los que da cuenta la Airef en su presentación. 

Amonestación de la CE

La Airef constata que el texto del Gobierno incumple las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) que han merecido la amonestación de la CE comunicada por carta al Gobierno. Así la Autoridad Fiscal también subraya que en lugar de cumplir la exigencia de un reducción estructural del déficit público equivalente al 0,65% del PIB (casi 8.000 millones), esta es prácticamente nula. Y en lugar de limitar el crecimiento del gasto computable al 0,6% en el 2019 y al 0,9% en el 2020, el documento del Gobierno incluye incrementos del 2,9% y el 3,6% respectivamente.

Con todo, fuentes de la Airef han restado relevancia a esta amonestación, dada la situación de "Gobierno en funciones" en que se haya el actual Ejecutivo. El texto de la carta --subrayan en la Autoridad Fiscal-- es exactamente igual al de las remitidas a Portugal y Bélgica, con sus Gobiernos en funciones. "Hay que interpretarlo como una urgencia para que un nuevo Gobierno adopte medidas en cuanto tome posesión y para que vuelva a presentar un borrador presupuestario más amplio", explican estas fuentes.

Escasos esfuerzos sobre la deuda

En donde no existen paliativos es al denunciar la débil corrección de la deuda pública. "El Plan Presupuestario contempla una reducción insuficiente en la ratio de deuda", sostiene el informe emitido por la Airef. "Tras cinco años de fuerte crecimiento económico y de tipos de interés históricamente bajos, la ratio de deuda prácticamente no ha disminuido", se añade

La reducción de la ratio de deuda sobre el PIB prevista por el Gobierno en funciones, hasta el 95,9% este año y el 94,6% en el 2020 se apoya, según la Airef, en el crecimiento del denominador (representado por el producto interior bruto) y no en el ajuste del numerador (volumen de deuda pública en circulación).