18 sep 2020

Ir a contenido

Según la Cambra

Los ERE se cobrarán 4.940 despidos este año en Catalunya, su peor registro en cuatro años

La Cambra de Comerç de Barcelona anticipa en un informe que las reestructuraciones de los próximos años destruirán menos empleo que las de antes de la crisis

Gabriel Ubieto

Manifestación de trabajadores afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE), frente al Parlament.

Manifestación de trabajadores afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE), frente al Parlament. / El Periódico (Robert Ramos)

Microson y los representantes de sus 138 trabajadores cerraron en la mañana de este miércoles un expediente de regulación de empleo (ERE) que ha supesto el despido del 58% de la plantilla en Barcelona. El martes el grupo industrial General Cable registraba oficialmente otro que puede afectar hasta 487 trabajadores y el mismo día el Grupo Sada anunciaba uno propio para finiquitar a los 260 trabajadores que operan en su matadero de Lleida. El goteo de afectados por EREs sigue aumentando en Catalunya y, según cálculos de la Cambra de Comerç de Barcelona, este acabará el año sumando 4.940 despidos. Lo que representaría un aumento del 51,2% respecto a la cifra del ejercicio anterior y el mayor registro desde el 2015.

La Cambra ha hecho pública su estimación este miércoles, junto al informe de coyuntura del tercer trimestre del 2019, y con ella también ha puesto de manifiesto un cambio de tendencia. Pese a los malos registros de este ejercicio, los procesos de reestructuración de plantillas están destruyendo menos empleos en este ciclo económico que en el que hubo antes del estallido de la crisis económica. Es decir, las cifras actuales no solo están lejos de las registradas durante los peores momentos vividos tras el 'crash' del 2008, sino que también están siendo menores que en los años previos de bonanza.

Entre el 2000 y el 2007 las empresas devoraron vía EREs una media de 8.395 despidos al año en Catalunya, mientras que en el actual ciclo expansivo de la economía (2014-2019) los ceses están registrando una media de 4.676 despidos anuales. Es decir, la comparativa deja una cifra el 44,3% menor. Y no solo el cambio de tendencia llega por una menor capacidad destructora de empleo, sino que la Cambra también señala en su informe que las empresas optan por un ERE por diferentes motivos.

La industria, el sector más afectado

Durante el periodo 2000-2007, el organismo empresarial señala que una parte importante de los despedidos por un ERE estuvo en dicho momento motivada por "factores estructurales asociados con la deslocalización de las actividades productivas", especialmente en el sector industrial. Y es que en dicho periodo, tres de las cinco sub actividades que más ceses sufrieron eran disciplinas industriales. En el actual ciclo económico, marcado según la Cambra por movimientos asociados a la coyuntura, de las cinco primeras, únicamente la relacionada con la fabricación de vehículos de motor se mantiene entre las más afectadas.

Pese al cambio, el nexo en común que mantienen ambos ciclos económicos es que la industria, en proporción a su menor (y decreciente) peso en el global de la economía, es el ámbito más afectado. Hasta agosto de este año, últimos datos disponibles, en Catalunya ha habido 1.385 despedidos por un ERE en la industria, por 1.607 en el sector servicios. Unos números parejos, teniendo en cuenta que el tercer sector emplea a cinco veces más personas que el secundario.

Ese mayor impacto también lo refleja la Cambra en su informe con datos, pues este año el 0,3% de los empleados en la industria han sufrido un ERE; mientras que dicho porcentaje baja hasta el 0,08% en los servicios. Una tendencia que se mantiene, aunque de manera menos intensa, ya que en el 2007 la proporción era del 0,77% en la industria, por 0,1% en los servicios.