Diputación permanente

Montero niega haber recibido una "regañina" de Bruselas por el plan presupuestario

La ministra en funciones confirma la intención de enviar cuanto antes unas nuevas cuentas a la CE

La titular de Hacienda considera que el IRPF "se queda corto" para lograr una mayor tributación de las rentas más altas

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

Rosa María Sánchez

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha negado que la amonestación de la Comisión Europea al Gobierno español por la insuficiente reducción del déficit público prevista en su Plan Presupuestario para el 2020 deba ser entendida como "una regañina".

"No es una regañina, es una constatación de que este país necesita un nuevo Presupuesto cuanto antes y para eso necesitamos un Gobierno a pleno rendimiento", ha dicho Montero antes de intervenir en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados para defender el real decreto ley que permite la actualización de las entregas a cuenta a las comunidades autónomas

A política constante

La ministra de Hacienda ha explicado que las cuentas remitidas a Bruselas se presentaron a "política constante", es decir, sin incluir medidas adicionales de ingresos dado que se trataba de una prórroga presupuestaria, aunque sí contemplaban una partida mayor de gasto derivada de la revalorización de las pensiones (con una subida del 0,9%) y del aumento de los sueldos de los funcionarios.

Según Montero, sin embargo, con un Gobierno en funciones no ha sido posible incorporar al Plan Presupuestario subidas fiscales que permitirían incorporar mayores ingresos a las cuentas públicas para avanzar en el equilibrio de las cuentas públicas. Por esa razón --ha explicado-- el texto no refleja la reducción del déficit público que exige la Comisión Europea

"Lo que hemos mandado es cómo se proyectaría el gasto y los ingresos si el presupuesto quedara prorrogado y sólo con la actualización de las pensiones y de los salarios públicos, y evidentemente el esfuerzo fiscal que se requiere con las nuevas figuras tributarias no se contempla", ha dicho Montero.

Según la ministra, sin las nuevas figuras fiscales, que propondrá un nuevo Ejecutivo socialista, el déficit público para 2020 se situaría en el 1,7 % del PIB, "un déficit que no es el que quiere Bruselas, que exige mayor esfuerzo".

La titular de Hacienda en funciones ha reiterado el propósito del Ejecutivo de enviar cuanto antes un nuevo proyecto de Presupuestos a Bruselas si el PSOE logra formar Gobierno tras las elecciones del 10-N

Mayor tributación de las rentas altas

La ministra Montero ha reiterado la intención del PSOE de desvincularse de la subida del IRPF para rentas a partir de 130.000 euros pactada con Unidas Podemos durante la negociación del fallido proyecto de Presupuestos del Estado para el 2019.

Te puede interesar

Según la responsable socialista, el IRPF "se queda corto" para cumplir el objetivo de lograr una mayor tributación de las rentas más altas, pues estas, a menudo, se escudan en arquitecturas de sociedades instrumentales o interpuestas para evitar los tipos tributarios más altos del impuesto sobre la renta.

"Seguimos trabajando para que las grandes rentas y patrimonios contribuyan más, pero posiblemente el IRPF no sea la mejor herramienta para ello", ha dicho Montero. "No es que no vayamos a trabajar en esa dirección, pero hay muchas figuras fiscales para ahondar en la progesividad del sistema tributario". Y ha insistido en que "las grandes rentas tendrán que aportar más bien a partir del IRPF o de cualquier otra figura" y que el PSOE profundizará en otras figuras, como las de Patrimonio o el impuesto de Sociedades.