Ir a contenido

Despidos

El Grupo Sada anuncia el cierre de su matadero en Lleida y 250 despidos

La compañía inicia la calusura de uno de sus seis plantas de despiece de aves en España

Gabriel Ubieto

Imagen de archivo de un matadero del Grupo Sada ubicado en la provincia de Toledo.

Imagen de archivo de un matadero del Grupo Sada ubicado en la provincia de Toledo. / El Periódico (Juan Manuel Prats)

El Grupo Sada ha comunicado a sus trabajadores la intención de cerrar su matadero ubicado en Lleida y de despedir a las 260 personas empleadas en el mismo. Así lo han hecho público este martes CCOO UGT en sendos comunicados, en los que rechazan el planteamiento del expediente de regulación de empleo (ERE). El Grupo Sada es propiedad de la multinacional Nutreco y tiene actualmente en propiedad seis plantas de producción en España, desde donde vende a 7.000 clientes en España, Portugal, Francia y Alemania, según consta en su página web.

La intención del Grupo Sada manifestada el pasado lunes al comité de empresa, y que este ha transmitido este martes a los trabajadores, es la de cerrar su planta de Lleida, habilitada para el sacrificio y despiece de aves. No obstante, desde el comité de empresa sospechan que la verdadera intención de la compañía es liquidar la plantilla para posteriormente vender con mayor facilidad la planta y que el nuevo dueño no tenga que gestionar las surrogaciones de la plantilla. Así lo ha explicado el presidente del comité, Juan Noguero: "El año pasado invirtieron 9 millones de euros en reformar la sala de despiece y otros tres en un nuevo muelle de carga. No tiene mucho sentido que te gastes ese dinero para cerrar al año siguiente".

Noguero explica que en Lleida llevan meses con producciones muy bajas en la línea de despiece y con el matadero sin operar, debido a que gran parte de la producción el Grupo Sada la está derivando a su planta en Valencia. EL PERIÓDICO ha intentado contactar con el Grupo Sada, sin recibir respuesta.

La planta del Grupo Sada pendiente de cierre está ubicada en el polígono El Segre, de Lleida, y tiene más de 70 años de historia. Antes de ser adquirida por sus actuales propietarios, esta perteneció a la cooperativa de trabajadores Copaga; que por problemas económicos tuvo que vender en el 2008 la planta a la multinacional holandesa Nutreco, propietaria del Grupo Sada. De la antigua Copaga todavía perduran trabajando en el polígono El Segre un total de 78 personas, con antigüedades superiores a los 30 años, según cuentan fuentes sindicales.

La empresa ha citado a los representantes de los trabajadores para el próximo martes 29 de octubre, momento en el que está previsto que les entregue la documentación pertinente para iniciar el periodo de consultas. Este dura un máximo de 30 días, tras los cuales se hace efectivo el ERE de extinción y el despido de los 260 trabajadores de la plantilla.