Ir a contenido

actividad económica

China creció en el tercer trimestre al menor ritmo desde 1992

La guerra comercial provoca un avance del PIB de solo el 6%, por debajo de las expectativas del Gobierno

Un empleado de camina entre rollos de acero de una una planta de Changshou.

Un empleado de camina entre rollos de acero de una una planta de Changshou.

El crecimiento del producto interior bruto (PIB) de China, la segunda mayor economía mundial, se desaceleró en el tercer trimestre del año al 6%, lo que supone el menor ritmo de expansión del gigante asiático desde 1992 y una décima por debajo de la previsión del 6,1% del consenso del mercado en medio de la guerra comercial que mantiene con Estados Unidos, según informó la Oficina Nacional de Estadística de China.

"Debemos ser conscientes de que, dadas las condiciones económicas complicadas y severas tanto en el país como en el extranjero, la desaceleración del crecimiento económico mundial y el aumento de la inestabilidad e incertidumbre externas, la economía está bajo una creciente presión a la baja", advirtió la oficina estadística china.

En el segundo trimestre del año, la economía china había crecido a un ritmo del 6,2% y del 6,4% en los tres primeros meses del 2019. De este modo, en los nueve primeros meses del 2019, el PIB de China alcanzó los 69,78 billones de yuanes (8,85 billones de euros), con un crecimiento medio del 6,2%.

Previsión inferior

El Gobierno chino maneja una previsión de crecimiento de entre el 6% y el 6,5% para ek 2019, inferior al objetivo del 6,5% establecido para el año pasado. Entre enero y septiembre, el sector primario chino creció un 2,9% y alcanzó los 4,3 billones de yuanes (545.951 millones de euros), mientras la industria se expandió un 5,6%, hasta 27,78 billones de yuanes (3,5 billones de euros) y los servicios llegaron a los 37,69 billones de yuanes (4,78 billones de euros), un 7% más.

Por otro lado, la oficina china de estadística informó de que las ventas minoristas sumaron 29,66 billones de yuanes (3,76 billones de euros) en los tres primeros trimestres del 2019, un crecimiento anual del 8,2%, incluyendo un incremento del 16,8% de las ventas 'on line', que alcanzaron un volumen de 7,32 billones de yuanes (929.500 millones de euros). De este modo, en los nueve primeros meses del año el gasto en consumo per capita de los hogares chinos alcanzó los 15.464 yuanes (1.964 euros), cifra que representa un crecimiento anual del 8,3%, con un incremento del 10,2% del gasto en consumo de servicios. 

"La economía de China está lidiando con vientos en contra tanto externos como internos", dijo Frederic Neumann, codirector de investigación de economía asiática en HSBC en Hong Kong a la agencia Bloomberg. "Las exportaciones comenzaron con contraerse en medio de una demanda mundial tambaleante y el aumento de los aranceles en los Estados Unidos. A pesar de cierta estabilización en las ventas minoristas y la producción industrial en septiembre, la demanda general continúa suavizándose, lo que refleja condiciones de crédito todavía relativamente ajustadas", agregó.