Ir a contenido

reacciones a los disturbios

La Cambra de Comerç rechaza la violencia y reprocha al Estado su "negativa al diálogo"

La entidad empresarial defiende las movilizaciones "no violentas" y el referéndum del 1-O

Agustí Sala

La Cambra de Comerç rechaza la violencia y reprocha al Estado su "negativa al diálogo"

En tono de reproche al Estado por su "inaceptable" negativa al diálogo, la Cambra de Comerç de Barcelona ha condenado la violencia que se ha vivido en los últimos días en las calles de la capital catalana y otras ciudades. La entidad, controlada por una mayoría independentista, apela a "evitar más episodios como los de las últimas noches en Barcelona y en otros puntos del país, sin renunciar al legítimo derecho de manifestación y de movilizaciones no violentas".

Después de que Foment del Treball Pimec mostraran sus opiniones ayer la igual que los sectores comerciales y de restauración, la Cambra ha decidido manifestar también la suya ante "la situación excepcional que vive Catalunya". En este sentido, el organismo que preside Joan Canadell recuerda que el Estado lleva negándose a dialogar "duaten los últimos 15 años" e incluye la sentencia del Tribunal Supremo por el 'procés' en este marco.

Se da la circunstancia de que Canadell en su cuenta de Twitter ya responsabilizó ayer al Estado de las movilizaciones que se están produciendo en respuesta al fallo judicial por el 'procés'. 

En el comunicado de este jueves, la Cambra destaca que la 'sociedad sivil', "entre la que se encuentran los empresarios", han reclamado "durante estos últimos 15 años con manifestaciones pacíficas y multitudinarias negociación y diálogo con el Estado" para solcuinara lo que considera "agravios". Recuerda que "la negativa ha sido siempre la respuesta obtenida" y que la respuesta catalana fue "un referéndum que intentara desbloquear la situación de no diálogo del Estado y la respuesta ha sido encarcelar a los representantes legítimos".

Protocolos policiales 

La entidad, que aprobó en su último pleno sumarse a la respuesta mayioritaria que se dé a la sentencia del Tribunal Supremo, "siempre en un entorno unitario, de no violencia y respeto de los derechos fundamentales". Insiste en "el rechazo a cualquier tipo de violencia" y exige "moderación y serenidad" en las movilizaciones, a la vez que reclama que los cuerpos de seguridad "sigan escrupulosamente los protocolos y garanticen la seguridad de los manifestantes y de los ciudadanos".

A juicio de la Cambra, "hay que evitar más episodios como los de las últimas noches en Barcelona y otros puntos del país". El organismo cameral entiende que hay que "evitar imágenes que pueden tener impacto negativo a medio plazo en nuestra economía y bienestar".