Ir a contenido

pronósticos

El BBVA rebaja la previsión de crecimiento para este año al 1,9%

El servicio de estudios de la entidad también reduce al 1,6% la estimación para el 2020

El director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia.  

El director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia.   / Europa Press TV

BBVA Research ha rebajado cuatro décimas su previsión de crecimiento del PIB para este año, hasta el 1,9%, y en tres décimas su pronóstico para el 2020, hasta el 1,6%, por la revisión de la contabilidad realizada por el INE, la tendencia negativa de algunos componentes de la demanda y el deterioro del contexto internacional, con lo que estima 750.000 empleos en dos años, hasta reducir la tasa de paro al 13,3% el próximo ejercicio.

Así figura en el informe 'Situación España' del servicio de estudios de la entidad, presentado este lunes por el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, y el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

Sicilia ha explicado que la desaceleración internacional y europea continúa y en los últimos tres meses se evidencian tensiones comerciales que ya están "afectando de una manera clara a la actividad" y a la economía española, dañada por la incertidumbre internacional, a lo que se suma la revisión de la Contabilidad Nacional de los últimos 23 años realizada por el INE.

De esta forma, BBVA se une a la revisión a la baja generalizada realizada en las últimas semanas por distintos organismos nacionales e internacionales, como el Banco de España, que la rebajó al 2%, o Funcas, al 1,9%. El Gobierno reducirá previsiblemente su previsión de crecimiento del 2,2% para este año en el cuadro macroeconómico que remitirá a Bruselas junto al Plan Presupuestario este martes.

En concreto, la rebaja de cuatro décimas de la previsión para este año se debe, en dos o tres décimas, a la revisión a la baja realizada por el INE; y entre una y dos décimas se corresponden con los riesgos del exterior, como la guerra comercial, las amenazas proteccionistas, la posibilidad de un Brexit sin acuerdo y la desaceleración en Europa.

Doménech ha explicado que se observa una ralentización de la demanda interna debido a la debilidad del gasto en consumo de las familias y, en gran medida, por la atonía de la compra de bienes duraderos, junto a un avance "menos vigoroso de lo previsto" de la inversión.

A su vez, la inversión en construcción no residencial continúa con la "fragilidad" mostrada desde inicios de año. En positivo, destaca la evolución "relativamente buena" de las exportaciones, pese a su notable desaceleración, y ha indicado que espera un repunte del consumo privado en el tramo final del año.

Así, prevé un alza del consumo privado del 0,8% este año y el 1,3% en 2020, en tanto que las exportaciones crecerán un 2% y un 2,9, respectivamente, mientras que las importaciones lo harán un 0,2% y un 3,4%, en cada caso.

Cambios regulatorios 

Eso sí, BBVA cree que se podría mantener de cara a los próximos meses la incertidumbre de índole doméstica que, recuerdan, ha coincidido con cambios regulatorios asociados al mercado de vivienda y al automóvil, consistentes con la desaceleración de la demanda interna de consumo e inversión, al afectar a la confianza.

No obstante, Sicilia ha asegurado que la economía española está en una situación "mejor que en otras ocasiones" gracias a que la situación financiera del sector privado es "muchísimo más sólida" y el BCE va a garantizar bajos costes de financiación.

"Estamos muy lejos de los desequilibrios de 2007", han enfatizado desde el servicio de estudios de la entidad, en el que ven "transitorio" el deterioro del mercado de la vivienda y descartan una burbuja, si bien achacan la desaceleración a los últimos cambios regulatorios, como la reforma de la Ley Hipotecaria.

Por ello, el BBVA Research cree que el dibujo para la economía española es "razonable" porque está "mejor preparada", si bien aboga por reforzar los patrones que le han llevado a esta situación "más sólida" con un plan integral de reformas para afianzar las perspectivas y seguir creciendo por encima de la media europea.