Ir a contenido

crisis del olivar

Bruselas propondrá el almacenamiento de aceite de oliva para ayudar a España

La Comisión Europea ha previsto que sean las empresas privadas las que puedan compensar los altibajos de la producción

El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas (derecha), y el comisario europeo del ramo, Phil Hogan. 

El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas (derecha), y el comisario europeo del ramo, Phil Hogan.  / EFE

La Comisión Europea tiene previsto proponer de manera "inmediata" el almacenamiento privado de aceite de oliva para ayudar a los productores españoles afectados por la caída de los precios como consecuencia de una cosecha récord, anunció este lunes el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan. Hogan señaló, durante un debate sobre la situación de los mercados agrícolas, que el aceite de oliva y la aceituna de mesa se encuentran entre las mayores "preocupaciones" de Bruselas.

"La situación es muy difícil, en gran parte debido a cosechas excepcionalmente altas que provocan precios bajos, especialmente en España, el principal productor", dijo. El comisario indicó que la Comisión Europea ha estado controlando la evolución para identificar la mejor manera de ayudar al sector y que ha llegado a la conclusión de que "un esquema de almacenamiento privado es el mejor instrumento para dar un apoyo importante al sector" y que a tal efecto presentará una propuesta con carácter inmediato.

El ministro español de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ya había avanzado que esa medida sería "una noticia muy positiva e importante" para un sector que, "con independencia de los aranceles, ha atravesado una campaña de tobogán de precios" derivada de "la altísima producción de este año, 1.780.000 toneladas, lo cual ha supuesto una cosecha récord".

Según el comisario, se espera que la producción total de la UE en la próxima campaña comercial alcance los 2,1 millones de toneladas, lo que es "insuficiente para reducir los altos niveles de existencias acumulados en los últimos años". Además, "los altos niveles de existencias" a nivel de la UE y "las expectativas de una fuerte producción en terceros países pueden presionar aún más los precios ya bajos", dijo el comisario este lunes en declaraciones a la agencia EFE.

Hogan precisó que esa situación de desajuste entre oferta y demanda ya se daba antes de la reciente decisión del Gobierno estadounidense de imponer aranceles a las exportaciones españolas de aceite de oliva y aceitunas verdes, por lo que consideró que hay que "reconocer las dificultades en este sector independientemente de la aplicación de cualquier arancel estadounidense".

Para la próxima cosecha, el sector teme que la actual situación de falta de lluvias y altas temperaturas suponga un recorte de la producción de al menos el 40%, pero esos altibajos no se ven compensados con alzas de precios a los productores por el elevado control de la gran distribución. Además, existen grandes diferencias de costes entre explotaciones agrarias. Las más mecanizadas pueden ofrecer precios más bajos, mientras que el olivar tradicional (especialmente en zonas de orografía complicada) tienen costes de producción tan elevados que solo la venta directa es la clave de su supervivencia.