Ir a contenido

fiscalidad

Los 28 reducen a 9 la lista negra de paraísos fiscales y quitan a Suiza de la clasificación 'gris'

Los ministros de Economía sacan a Emiratos Árabes Unidos e Islas Marshall del listado

El comisario Pierre Moscovici recuerda que sacar a un país "indica que ha habido cooperación"

Silvia Martinez

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos, ayer en Bruselas.

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos, ayer en Bruselas. / AFP / JOHN THYS

Para Bruselas la lista negra de paraísos fiscales es una de las herramientas de éxito de la UE que demuestran que es posible presionar a jurisdicciones no cooperativas de terceros países para que reformen regímenes fiscales que conceden ventajas injustas a empresas. Para algunos grupos de la Eurocámara, en cambio como los Verdes, se trata de un mecanismo insuficiente que tiene mucho recorrido por delante y que debe reforzarse. La última revisión aprobada este jueves por los ministros de Economía y Finanzas de la UE elimina nuevos territorios y reduce el listado que cuenta desde este jueves con nueve países: Samoa americana, Belize, Fiji, Guam, Omán, Samoa, Trinidad y Tobago, Vanuatu e Islas vírgenes americanas.

Los 28 han decidido sacar de la misma a Emiratos Árabes Unidos e Islas Marshall al considerar que han aprobado las reformas necesarias para aplicar los compromisos que habían asumido. En el caso del territorio emiratí la evaluación realizada por el grupo del código de conducta ha concluido que cumple con los criterios exigidos. En cuanto a las islas Marshall la decisión de los 28 es incluir a este territorio en la lista gris de la UE para garantizar que cumple particularmente con los requisitos de transparencia fiscal.

Este listado gris contará a partir de ahora con 33 territorios. Salen de esta segunda lista Albania, Costa Rica, Serbia, Mauricio y Suiza. La UE entiende que estos cinco territorios cumplen “completamente” los compromisos que han asumido en relación a la gobernanza fiscal, aunque la Comisión Europea seguirá vigilando estrechamente todas las jurisdicciones para garantizar el mantenimiento de la buena gobernanza. 

92 jurisdicciones examinadas

La iniciativa fue lanzada en el 2016 y sigue siendo la única herramienta común de la UE para evaluar los riesgos externos de abusos fiscales. Según Bruselas, ha permitido que 70 países se comprometan a cumplir con criterios de buena gobernanza y eliminar un centenar de regímenes fiscales dañinos. Como parte del proceso, y desde su creación, el grupo del código de conducta de la UE ha examinado 92 jurisdicciones de las cuáles a día de hoy 9 permanecen en la lista negra y otras 33 en una lista gris en la que también figuran países como Australia, Turquía, Albania, Marruecos o Bahamas.

“Algunos paraísos fiscales notorios han sido obligados a cambiar en profundidad su estrategia fiscal. Los regímenes que conceden ventajas fiscales injustas a las empresas extranjeras están desapareciendo”, ha celebrado el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici, en relación a un mecanismo que examina tres criterios -transparencia fiscalidad, una fiscalidad justa y la actividad económica real- y un indicador como es la existencia o no de un impuesto de sociedades de cero. Al inicio de su último Ecofin como comisario europeo, el político francés ha recordado que “la mejor lista es la más corta posible no la más larga porque demuestra que los países han hecho lo necesario para salir de la lista. Sacar a un país de la lista indica que ha habido cooperación”, ha valorado.