Ir a contenido

Industria

España pide a Bruselas limitar las importaciones de acero en caso de 'brexit' duro

La ministra de Industria envía una carta a la comisaria saliente Cecilia Malmström para que revise las medidas de salvaguardia

Sara Ledo

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. / JAVIER OTAZU ELCANO (EFE)

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha pedido a la Comisión Europea que revise las "medidas de salvaguardia" vigentes en Europa sobre las importaciones siderúrgicas en caso de que se produzca un 'brexit' duro.

En una carta, dirigida por la ministra Reyes Maroto a la comisaria Cecilia Malmström, el Gobierno le recuerda a Bruselas que "las empresas siderúrgicas de la Unión Europea se encuentran en una situación difícil hasta el punto de plantearse el cierre de algunas líneas y plantas de producción, debido a la escasa demanda y a la competencia de las importaciones", sobre todo asiáticas.

Un ejemplo es la planta de ArcelorMittal en Asturias. La multinacional anunció en mayo un recorte de la producción en las plantas europeas de tres millones de toneladas -700.000 toneladas en la factorías de Gijón y Avilés- debido a la caída de la demanda y al aumento de los precios de la energía (por el incremento de los costes de emisión de CO2). Hecho al que sucedió el anuncio de ArcelorMittal de que procedería a la "parada puntual" de varias instalaciones de sus plantas asturianas y a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 600 trabajadores. 

Tras la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles (25%) a los productos siderúrgicos (2018), la Comisión Europea inició una investigación que puso de manifiesto que las importaciones de acero en la Unión Europea habían aumentado considerablemente. Así, en febrero de este año y durante un plazo de tres años revisable, el ejecutivo comunitario aprobó una serie de medidas de salvaguardia -que consisten en contingentes arancelarios por encima de los cuales se aplicará un derecho del 25 %- para proteger a los productores europeos de acero ante un previsible aluvión de material a bajo precio en Europa.

Así, aunque España reconoce el "esfuerzo" realizado por Bruselas para revisar estas medidas y valora la "dificultad" de encontrar una solución satisfactoria para todas las partes, le "preocupa" lo que ocurra a posteriori en caso de un 'brexit' sin acuerdo. Entonces, señala, habrá que volver a calcular los contingentes para todas las categorías de productos y "en algunas categorías el impacto podría ser muy importante".

Por ello, la ministra de Industria solicita a la comisaria saliente -el 1 de noviembre llegará el nuevo equipo de la mano de Ursula von der Leyen a la Comisión Europea- que "una vez que se produzca el 'brexit' lleve a cabo una revisión urgente" de estas medidas "con el fin de adaptarlas lo antes posible a la nueva situación". "También es fundamental realizar un estrecho seguimiento de la demanda de acero, de modo que, cuando sea necesario, se lleve a cabo de nuevo una revisión adaptando las medidas a la nueva situación", concluye.