Ir a contenido

El Gobierno: "Si EEUU inicia la guerra comercial, contestaremos"

El ministro de Agricultura advierte que la Comisión Europea "tiene en el cajón la posibilidad de represalias"

El Ejecutivo se reunirá la próxima semana con las comunidades y sectores afectados para establecer una posición común

Sara Ledo

El minisro de Agricultura, Luis Planas, conversa con la ministra portavoz, Isabel Celáa, en presencia de la ministra de Economía, Nadia Calviño.

El minisro de Agricultura, Luis Planas, conversa con la ministra portavoz, Isabel Celáa, en presencia de la ministra de Economía, Nadia Calviño. / DAVID CASTRO

España no se va a quedar con las manos cruzadas. El dardo de Donald Trump en forma de aranceles a determinados productos de origen europeo tendrá respuesta de la Unión Europea y de España si el mandatario estadounidense decide mantenerlos. "España y Europa sabrán responder a las medidas proteccionistas", aseguró la ministra portavoz, Isabel Celáa, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros porque, dijo, "Europa es grande y este es el momento de demostrarlo".

Así, si bien el Ejecutivo espera hacer frente a la decisión norteamericana "desde el arbitraje y el diálogo más que desde las represalias", también recuerda que "si alguien inicia un conflicto debe ser responsable del mismo". "El Gobierno de España va a mantener la máxima firmeza en nuestros intereses", ha advertido el ministro de Agricultura, Pesca, Alimentación, Luis Planas. 

"Estamos al lado de los productores aceite de oliva, de los aceituneros, de los viticultores y productores de porcino, de  los productores de quesos y también de cítricos", insistió Planas. Todos estos productos de origen español estarían gravados a partir del 18 de octubre con un 25% de aranceles, según la lista provisional distribuida ayer por la administración norteamericana, además de otros como la mantequilla o las navajas y berberechos.

Luis Planas calificó estas medidas de "inaceptables" porque, advirtió, "en absoluto están justificadas y no tienen que ver con el origen del conflicto", el enfrentamiento entre Washington y Bruselas por las ayudas de ambos a Boeing y Airbus que ya suma catorce años. El jueves, la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó a Estados Unidos a imponer aranceles a productos europeos por valor de 7.500 millones de dólares (6.900 millones de euros) en contraprestación a los subsidios ilegales de Europa a Airbus. Y el gobierno estadounidense no tardó en anunciar aranceles y publicar la lista de productos, dirigida, fundamentalmente, a los cuatro países del consorcio Airbus: España, Alemania, Italia y Reino Unido.

Sin embargo, también la Unión Europea inició un contencioso ante la OMC por las ayudas a Boeing, cuya resolución podría salir en fechas próximas y, por tanto, ser acicate para la imposición de aranceles en sentido contrario. "Por lo tanto, lo normal sería entrar en un proceso negociador para compensar las posibles distorsiones", explicó Planas.

Unos días antes del 18 de octubre -fecha prevista para la entrada en vigor de los aranceles-, el día 14, hay una reunión en Ginebra entre el gobierno comunitario y el estadounidense en la que cabe la posibilidad de anular "total o parcialmente" estos aranceles. "La postura del Gobierno de España es instar a la Comisión Europea a que haga lo que esté en su mano para que no entren en vigor", agregó Planas, quien advirtió que la Comisión Europea "tiene en el cajón la posibilidad de represalias".

El ministro recordó que es competencia de la Unión Europea la política comercial común, pero también agregó que el Gobierno de España va a utilizar "todos los medios diplomáticos a su alcance para que la defensa de nuestros intereses sea eficaz". 

Plan de acción del Gobierno

El ministro avanzó que dentro del "plan de acción del Gobierno", el lunes se reunirá con todas las comunidades autónomas para establecer una posición común y el martes con todos los sectores afectados. Además, y según informó este viernes el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, la delegación española en el Comité de las Regiones -que se celebra a partir del próximo lunes en Bruselas- va a liderar una "iniciativa común" ante la subida de los aranceles, según recoge Europa Press.

El presidente castellano manchego ha señalado que, aprovechando que muchos presidentes autonómicos van a coincidir en esta cita europea, van a abordar este asunto "para proteger" el cumplimiento de las normas. "Lo que decimos para España tiene que valer para Europa y EEUU", ha advertido el responsable autonómico, que ha incidido en la necesidad de "intentar que se respeten esas normas e intentar evitar una espiral de conflicto", convencido de que "todo el mundo tiene que hacer piña" en este asunto no para que "se venda más sino porque se respeten los contratos firmados y las normas fijadas entre administraciones y países".

Exportaciones afectadas

La subida de los aranceles anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a las importaciones de vino, aceite, aceitunas y quesos de la Unión Europea impactará sobre un volumen de exportaciones españolas de 970 millones de euros, según ha informado la organización agraria COAG.

Hay que destacar que Estados Unidos es el principal destino comercial de España fuera de la Unión Europea en productos agroalimentarios, con un volumen de exportaciones de 2.032 millones de euros (principalmente, aceite de oliva, vino y mosto, conservas de aceitunas y quesos) y también el principal origen de las importaciones, con 1.998,38 millones de euros (frutos secos, habas de soja y bebidas espirituosas).

Ante esta situación, Planas ha recordado que los productores estadounidenses también pueden verse afectados, ya que "en una guerra perdemos todos", destacando que la posición de Europa debe ser firme, ya que es la única que "puede llevar a algún puerto".