30 may 2020

Ir a contenido

EL REPARTO DE LA RIQUEZA

El rico de Avinyonet del Penedès

El espectacular salto de renta per capita de la población se atribuye a una única persona

Los vecinos afirman que Maurici Botton, propietario de La Gramanosa, vende activos para trasladarse a Portugal

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS

Maurici Botton, en la finca La Gramanosa, junto al cocinero Carles Gaig.

Maurici Botton, en la finca La Gramanosa, junto al cocinero Carles Gaig.

La secretaria del Ayuntamiento de Avinyonet del Penedès, Montse Rodríguez, no da abasto. Nunca antes había tenido que incluir en la agenda diaria del alcalde, César Herráiz (Junts per Catalunya) entrevistas con media docena de medios de comunicación. Esta pequeña población de 1.660 habitantes y 800 declarantes a Hacienda, no despierta demasiado interés informativo. Pero este miércoles, las teles, las radios y los diarios asediaban el pequeño municipio vitivinícola para encontrar la razón por la que de la noche a la mañana haya pasado a ser el segundo pueblo por renta de España. “Ya ayer, que además tuvimos pleno municipal, fue una locura”, comenta resignada la secretaria, mientras busca huecos en la agenda del alcalde. "Solo recuerdo otra ocasión en la que despertamos tanto interés y fue por una plaga de moscas", dice.

El alcalde arruga el labio cuando se le recuerda ese episodio. "Prefiero que se hable de Avinyonet por el tema de la riqueza que por lo que habitualmente se habla en la tele, que son desgracias", comentaba en su despacho del consitorio. El tema es haber dado una salto desde la posición 28ª en la lista de riqueza, al segundo, por detrás de Pozuelo de Alarcón. Aunque ese ya es un capítulo viejo: del lunes. El verdadero asunto de la jornada era este miércoles que la mejora "no afecta al 99,9% de la población", dice Herráiz. "La mayoría somos igual de ricos o pobres que ayer", agregaba. 

No hay que insistir mucho para saber quién es, pues, el beneficiado. El rico de Avinyonet, Maurici Botton Carrasco, exaccionista de Danone, ya consiguió unos tres años atrás que el pueblo se encaramara a los primeros lugares del ránking de rentas. "Imagino que entonces hubo una operación accionarial que pudo afectar". En esta ocasión no debe haber sido muy diferente: "Un pago de dividendos o un tema patrimonial por alguna venta, cualquier ingreso por encima de dos millones de euros, si lo divides por 1.660, hace que la renta de la población se duplique", considera. "Aquí nos conocemos todos, y una operación así solo la pueda hacer una persona", remacha.

El peso de la Gramanosa

Mauricio Botton, nieto del fundador de Danone, Isaac Carrasco, y exdirectivo de la firma, se retiró hace 35 años a la finca La Gramanosa, una extensión de 310 hectáreas en el término municipal de Avinyonet, donde cuenta con una almazara, en la que, según su gerente, Paolo Miceli,  “se produce el mejor aceite de oliva virgen extra del mundo. Esa es nuestra aportación a la economía de Avinyonet”, insiste. "Si el propietario ha tenido un incremento de su renta o no, eso es algo que no afecta a nuestra actividad", agrega. También aporta al municipio una pequeña bodega, pero el negocio 'core' es el aceite. 

Germina Finance es la empresa patrimonial de Botton. Tiene un activo de más de 625 millones de euros, que proceden en una parte sustancial de la venta de casi la totalidad de las acciones que tenía en la filial española de Danone. Según la revista ‘Forbes’, es la 45ª fortuna de España, por detrás de Marcos Colomer, principal accionista de la constructora Pryconsa. El Penedès no es el único ámbito inversor de Botton. Sus intereses se extienden a actividades inmobiliarias y financieras y llegan a otros países a través de los activos colocados en Blackrock, Baring, Pimco, Invesco y Deutsche Bank.

A ojos de los aviñonenses, solo Botton puede ser el responsable del espectacular incremento de riqueza de la población. Tampoco hace falta preguntar mucho para saber que si ese salto se produce ahora es porque el exindustrial puede estar haciendo las maletas y recogiendo beneficios. "La mayoría de los clientes que entran en este restaurante saben y lo explican así que Botton ha puesto a la venta su propiedad, Incluso le ha fijado un precio de 20 millones de euros", afirma la propietaria del restaurante Cal Mena, uno de los dos más concurridos de la población. "Dicen que quiere trasladarse a Portugal, por una cuestión fiscal", agrega.

Una docena de bodegas

El 50% de la economía de Avinyonet se concentra en la actividad agroalimentaria. Cuenta con una docena de bodegas y cavas medianas, entre las que destacan Can Rafols dels Caus y Parxet.Een su mayoría producen unas 100.000 botellas al año, pero no están en condiciones de duplicar la renta del municipio. "Elegimos Avinyonet porque reúne las condiciones que necesitábamos para producir los cavas Parxet", afirman fuentes de la bodega. "Nos va bien, pero no tenemos nada que ver con esa ganancia de renta", agregan.

Con todo esto, además de Botton, Avinyonet sí gana en algo: el alcalde ve en la publicidad de este asunto un primer paso para la explotación turística de la Font de la Canya, una excavación arqueológica que los expertos sitúan como el primer enclave de la viña en Catalunya. "Creemos que va a tener mucho recorrido para la población", afirma.