Ir a contenido

España vive su septiembre más flojo en creación de empleo desde el 2013

El mercado laboral entra en el otoño sin crear ni destruir ocupación, pues el paro sube al nivel más bajo en décadas

Catalunya también sufre un estancamiento de la ocupación, con una subida del empleo del 0,1% y un repunte del desempleo del 0,3%, respecto a agosto

Gabriel Ubieto

El paro aumenta en 13907 personas, el menor repunte en septiembre desde 2007. / AGUSTÍN CATALÁN/ EFE VÍDEOS

España entra en el otoño con un mercado laboral en pleno enfriamiento, que ni crea ni destruye ocupación; inmerso en las múltiples incertidumbres que rodean a la economía. Y es que el empleo vivió su septiembre más flojo en cuanto nuevos trabajadores en activo desde el 2013; aunque a su vez generó el menor número de desempleados en un septiembre desde el 2004. Así lo constatan los datos del Ministerio de Trabajo publicados este miércoles. Catalunya, por su parte, siguió un guión parecido al del conjunto de España con apenas nuevos ocupados y un leve repunte del paro

La Seguridad Social sumó en su nómina de afiliados a 3.224 personas en el mes de septiembre, respecto al de agosto; hasta un total de 19.323.451 trabajadores en activo. Lo que representa un incremento del 0,017%. Para encontrar una cifra más baja en un noveno mes del año hay que remontarse al 2013, cuando no se creó empleo, sino que todavía se destruía tras el estallido de la crisis económica en el 2008. Y la comparativa interanual, es decir, septiembre del 2019 con el mismo mes del 2018, ahonda en la desaceleración que lleva experimentado el mercado laboral desde hace meses. El número de afiliados creció al 2,4%, cuando en enero comenzaba el año al 2,9%.

Desde el Gobierno han considerado que dichos datos reflejan que el mercado laboral español "está respondiendo mejor" que otras economías vecinas y mostrando una "importante capacidad de resiliencia" ante el enfriamiento global, tal como ha declarado la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas. "Ojalá las circumstancias políticas nos pudieran ocupar más [para combatir los efectos de este enfriamiento]", ha añadido; haciendo referencia a las limitaciones de un Gobierno en funciones ante la repitición electoral. 

Si ese enfriamiento del mercado de trabajo español se agravará o no en los próximos meses es algo que el economista de Fedea Sergi Jiménez considera que vendrá marcado por los factores externos. "Lo más probable es que si sigue el bajo crecimiento en Europa y la incertidumbre en el brexit es que se intensifique la desaceleración económica", afirma.

El septiembre menos malo desde el 2004

Septiembre, al igual que otros meses como agosto o enero, son sinónimo de repunte del paro. No obstante, el de este 2019 fue el menos pronunciado desde el 2004 y dejó la cifra de 13.907 desempleados más respecto a agosto, hasta los 3.079.711 parados en toda España. Al igual que la afiliación, la tónica internanual es de descenso, pero cada vez más contenido. Fruto de esa inercia, la cifra de parados cerró en septiembre a su nivel más bajo en un noveno mes del año desde el 2008. En términos desestacionalizados, el paro no subió, sino que bajó en 28.629 personas; rompiendo dos mes consecutivos de ascensos.

"Coyunturalmente el mes no ha sido malo, pero la tendencia general nos marca que la desaceleración de la economía está llegando con todavía bolsas de paro preocupantes", comenta el técnico del Observatori del Treball i el Model Productiu Raül Segarra. El aumento del desempleo fue generalizado en todos los sectores de la economía, aunque el de los servicios, debido al carácter estacional del mismo, fue uno de los más perjudicados por el cierre del verano. Este fue el que más elevó el número de parados en septiembre, con un aumento de 24.419 desempleados (+1,1%). El resto de sectores experimentaron descensos, con 9.601 desempleados más en la agricultura (-6,7%); 7.599 parados más en la construcción (-2,9%) y la industria registró 2.460 desempleados menos (-0,9%).

Suben los contratos indefinidos

Si septiembre es estadísticamente un mes de discretos aumentos en la ocupación, también se caracteriza por un repunte de la contratación indefinida. Pese a que la tónica general es de altas rotaciones y firmas temporales (para sumar 3.224 nuevos ocupados se tuvieron que rubricar en septiembre 2.094.635 contratos); en el noveno mes de este año la contratación indefinida subió el 2,6% a nivel interanual, hasta los 238.723 nuevos fijos. Fue el primer ascenso interanual tras siete meses a la baja. "Mucho me temo que no se va a consolidar esta tendencia", pronostica Jiménez de Fedea. Las contrataciones temporales, por su parte, también subieron con alta intensidad, el 7,2% respecto al mismo mes del año anterior.

Y un clásico del mes de septiembre es el repunte en la ocupación de ciertos sectores, como el de la educación; que durante los meses de verano llegan a despedir a casi un tercio de los trabajadores del sector. Los profesionales de la enseñanza sumaron 45.521 ocupados respecto a agosto, el 6% más. En el otro extremo estuvieron los oficios que en septiembre terminan un ciclo, como la hostelería, que bajó en 44.346 afiliados a la Seguridad Social respecto a agosto, el 3% menos.

Catalunya también sufre el enfriamiento

En España diez de las 17 comunidades autónomas experimentaron en septiembre un descenso en el número de trabajadores activos. Catalunya no fue una de ellas, por más que registró un incremento discreto respecto al mes de agosto de 4.483 nuevos afiliados a la Seguridad Social; hasta los 3.459.929 ocupados. El enfriamiento del mercado laboral catalán se evidencia, al igual que en el conjunto de España, mediante la comparativa interanual. Si Catalunya comenzó el año con incrementos del 2,8%, este septiembre registró un 2%.

Por el lado del desempleo, este creció en 1.205 personas, el 0,3% más, respecto a agosto; hasta los 372.623 desempleados en Catalunya. La desaceleración en cuanto a reducción del desempleo es mucho más acusada en el mercado laboral catalán que en el español, ya que si en enero el paro se reducía interanualmente al 5,8%; este septiembre lo hizo al 2%. El aumentó en nueve de las 17 comunidades autónomas que forman España. 

El 'conseller' de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat, Chakir El Homrani, ha valorado positivamente las cifras de Catalunya, aunque ha reconocido que el mercado laboral "se está ralentizando", por lo que ha subrayado que hay que empezar a actuar de forma específica en determinados sectores. "A medida que van bajando las tasas del paro, se necesitan respuestas de cirugía concreta", según ha afirmado, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Nos demuestra que tenemos que hacer un acompañamiento más intensivo a las necesidades del tejido productivo porque en un país como Catalunya, donde hay más de 372.000 parados y paradas, sigue habiendo sectores empresariales que no encuentran personal cualificado", ha razonado.