Ir a contenido

Ecocercs energy

Una empresa manresana invertirá 130 millones en una planta de energía renovable en Cercs

El proyecto sustituirá en la antigua central térmica y se pondrá en marcha en febrero del 2023

La antigua central térmica de Cercs (Barcelona), este 2 de octubre 

La antigua central térmica de Cercs (Barcelona), este 2 de octubre  / ESTEFANIA ESCOLÀ (ACN)

EMSpain Waste&Treatment, una sociedad que pertenece al grupo manresano EM Grup, invertirá 130 millones en una planta de generación de energía renovable en Cercs (Barcelona) que sustituirá a la antigua central térmica de ese municipio. El proyecto, denominado Ecocercs Energy y presentado este miércoles, prevé que se creen 60 puestos de trabajo directos y un centenar de indirectos.

Fuentes de los impulsores del proyecto han precisado a Efe que la nueva planta, que se prevé poner en marcha en febrero del 2023, se prevé financiar mediante la fórmula del "project finance", en la que el propio activo actúa como garantía.

El proyecto contempla levantar la primera planta de España que generará energía a partir de la combustión de materiales sobrantes de la industria, siguiendo el ejemplo de otras plantas similares de Dinamarca, Holanda, Suecia o Alemania.

Tanto el empresario promotor, Lluís Basiana, como el alcalde de Cercs, Jesús Calderer, han destacado que se tratará de una instalación pionera, equipada con la última tecnología. De esta forma, se dará un nuevo uso a la antigua central térmica de Cercs, que dejó de operar en diciembre del 2011.

De hecho, la nueva planta mantendrá la torre de refrigeración que caracterizaba a la térmica, y aprovechará los edificios industriales ya existentes, así como la subestación eléctrica y el sistema de evacuación, ha informado la empresa promotora en un comunicado.

A diferencia de la antigua central térmica, que producía electricidad a partir de la combustión de carbón, la nueva planta generará energía a través de tres fuentes: material de rechazo de la industria del reciclaje de vehículos, de la industria del papel y de la industria del reciclaje (biomasa, jardinería o madera, entre otros).

La sociedad promotora del proyecto pertenece a EM Grup, un grupo de ingeniería de Manresa especializado en proyectos ambientales desde hace más de tres décadas.