Ir a contenido

Quiebra de Thomas Cook

Alemania salva a Condor: el Gobierno inyecta 380 millones de euros en la aerolínea de Thomas Cook

Condor opera con normalidad a la espera de que la Unión Europea apruebe esta ayuda pública

La aerolínea solicitará un blindaje para protegerse de posibles reclamaciones de su matriz

Sara Ledo

El logo de Thomas Cook, en el aeropuerto de Fráncfort.

El logo de Thomas Cook, en el aeropuerto de Fráncfort. / KAL PFAFFENBACH / REUTERS

Condor se salva, al menos, de momento. El Gobierno alemán y el Gobierno del estado de Hesse han decidido inyectar 380 millones de euros en la filial alemana de Thomas Cook. La aerolínea recibirá este préstamo "puente" durante un periodo de seis meses para tratar de mantener las operaciones de la empresa, a pesar de la quiebra de su matriz. Un compromiso que no se hará efectivo hasta que reciba la aprobación de la Comisión Europea, pues se trata de una ayuda pública.

Tras la quiebra del gigante turístico británico, Condor solicitó el mismo lunes una garantía estatal para un préstamo puente con el fin de evitar posibles cuellos de botella de liquidez tras la insolvencia de su matriz. La empresa, que cuenta con cerca de 5.000 empleados, recibió el beneplácito del Gobierno alemán que no se lo ha pensado dos veces y financiará la mitad del préstamo junto con Hesse, el estado al que pertenece la compañía. 

De esta forma, la aerolínea deberá a partir de ahora ponerse manos a la obra para buscar un nuevo propietario. Aunque, primero, prevé presentar una solicitud de blindaje para evitar posible reclamaciones de su matriz y, así, separarse del grupo. El escudo protector, que es como se llama la medida, es un procedimiento especial de la ley de insolvencia alemana que el tribunal puede otorgar en casos con perspectiva de una reestructuración exitosa, según informa la compañía. 

"En la situación actual esta medida es la mejor para nuestros clientes, nuestros socios comerciales, proveedores y para nosotros mismos. Nos da total independencia y más seguridad para afrontar nuestro futuro", explicó el consejero delegado de la aerolínea, Ralf Teckentrup. Condor nombrará un comité provisional de acreedores en el que estarán representados los principales grupos de acreedores, como proveedores, empleados y aeropuertos.

Normalidad en las operaciones

Los vuelos de Condor continúan operando según lo previsto y las ventas de billetes continúan realizándose a la manera habitual, según informó la compañía. "Nuestras operaciones comerciales continúan según lo planeado y seguiremos garantizando que los pasajeros de Condor lleguen a su destino de manera segura y fiable", explica Teckentrup.

Condor es la aerolínea más importante de Thomas Cook para España. Así, de los 3,6 millones de pasajeros que tuvieron como destino España de las aerolíneas del turoperador británico, 1,68 lo hicieron con la aerolínea alemana. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, informó ayer sobre los contactos del Gobierno español con el alemán para mantener a flote a esta filial.  

La aerolínea alemana vuela desde Frankfurt, Múnich, Düsseldorf y Hamburgo así como desde Hannover, Leipzig/Halle y Stuttgart a más de 80 destinos. "Prácticamente la totalidad de aeropuertos donde opera Condor en Alemania ofrecen vuelos a España, tanto a diversos lugares de la Península Ibérica como a otras ciudades de las Islas Baleares y de las Canarias", explica la aerolínea en su página web. Así, en temporada alta (verano), Condor cuenta con 145 frecuencias semanales desde España a Alemania.

Por otra parte, según informa Europa Press, las filiales alemana y polaca de Thomas Cook, Thomas Cook GmbH y Neckermann Polska, se han declarado insolventes. En este momento hay alrededor de 140.000 clientes viajando con la filial alemana o sus marcas Neckermann, Oeger Tours, Air Marin y Bucher Reisen, pero se desconocen las consecuencias.

Thomas Cook tenía 'cash' hasta el 4 de octubre

Thomas Cook debía casi 500 millones de libras (560 millones de euros) a una larga lista de hoteleros y acreedores, según los documentos de insolvencia presentados por la compañía a los que ha tenido acceso el Finantial Times. Pero solo tenía 956.670 libras (un millón de euros) en cash y 31,2 millones de libras (35,3 millones de euros) en cuentas bancarias. El presidente ejecutivo, Peter Fankhauser, reveló que «la compañía se quedará sin efectivo antes del 4 de octubre», según un testigo de la declaración judicial.

Según los documentos, el gigante británico recibió cinco ofertas para adquirir toda o parte de su aerolínea, una de ellas fue del grupo chino Fosun, su mayor accionista, y otra se dirigía a su negocio nórdico. Pero todas fueron rechazadas por la dirección porque no serían suficientes para su sostenibilidad.