Ir a contenido

sector financiero

La justicia europea anula la multa a HSBC por manipular el euríbor

El Tribunal General de la UE asume que hubo infracción pero considera que la Comisión Europea no ha motivado suficientemente el caso

Silvia Martinez

Oficina de HSBC  en Ginebra, Suiza.

Oficina de HSBC  en Ginebra, Suiza. / EFE / MARTIAL TREZZINI

Jarro de agua fría a la Comisión Europea en el litigio que mantiene abierto contra el grupo HSBC a quien acusó en diciembre del 2016 de manipular el euríbor e impuso una multa de 33,6 millones de euros. Aunque el Tribunal General de la UE asume en la sentencia que hubo infracción del derecho de la competencia europeo ha decidido anular la sanción al considerar que la motivación del Ejecutivo comunitario es insuficiente.

El caso saltó a la luz en junio del 2011 cuando el grupo Barclays informó a la Comisión Europea de la existencia de un cartel para influir en los precios de productos derivados de tipos de interés en euros. Este grupo expresó su deseo de cooperar a cambio de la inmunidad que Bruselas accedió a concederle en octubre del 2011. A raíz de esta denuncia la Comisión Europea efectuó una serie de inspecciones en los locales de varios establecimientos financieros en Londres y París, entre ellos los de HSBC. 

Estas inspecciones derivaron en un procedimiento de infracción que terminó en multa contra HSBC (33,6 millones), Credit Agricole (114,6 millones)  y JP Morgan Chase (337,1 millones) al decidir la Comisión que habían participado en una infracción única y continua consistente en restringir y/o falsear la competencia. HSBC decidió recurrir ante el Tribunal de la UE que este martes le ha dado en  parte la razón. 

Consideración acertada

El Tribunal General concluye que la Comisión consideró acertadamente que la manipulación del 19 de marzo de 2007, en la que participó HSBC, estaba incluida en el ámbito de la calificación de la infracción por el objeto, pero estima que Bruselas atribuyó indebidamente la calificación a dos conversaciones en las que los operadores de HSBC habían intercambio información sobre sus posiciones de negociación con operadores de otros establecimientos.

Los jueces también dan la razón a la entidad bancaria en cuanto al montante de la multa impuesta. El Tribunal recuerda que, dado que la Comisión decidió determinar el valor mediante la aplicación de un modelo numérico, tomando como punto de partida el conjunto de los flujos de efectivo percibidos de los derivados sobre tipos de interés en euros, el factor de reducción que aplique es esencial.

En este sentido, concluye que Bruselas no ha proporcionado "una explicación suficiente de las razones por las que se fijó el factor de reducción en ese nivel concreto" y, por tanto, "no está en condiciones de ejercer su control sobre un elemento de la decisión que ha podido tener una incidencia significativa en el importe de la multa impuesta". En consecuencia, los jueces anulan la sanción por motivación insuficiente.