Ir a contenido

Factura de la luz

Las grandes eléctricas piden a la CNMC tarifas más simples para los hogares

La patronal Aelec propone reducir la propuesta del regulador de seis periodos horarios a tres

Sara Ledo

Una mujer consulta una factura de la luz junto a un contador.

Una mujer consulta una factura de la luz junto a un contador. / ÁLVARO MONGE

Simplicidad. Eso reclaman las grandes eléctricas integradas en Aelèc a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La patronal de Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo  considera que la propuesta de peajes del regulador "introduce una elevada complejidad" para los hogares y piden reducir de seis a tres los periodos horarios.

La CNMC planteó en el mes de julio la posibilidad de que los consumidores domésticos de electricidad, es decir, aquellos con menos de 15 kilovatios de potencia contratada, pudiesen contratar dos potencias al día, según el uso. Al tiempo que propone ampliar también el término variable para pasar de las dos tarifas actuales (la tarifa de energía y la llamada tarifa de discriminación horaria que divide entre horas valle y punta) hasta seis, para todo tipo de consumidores. Además, los precios variarán en función del lugar de residencia (Península, Baleares, Canarias, Ceuta o Melilla) y del día en que se realice el consumo (laborable, fin de semaan…).

El objetivo de establecer estos seis periodos horarios distintos es, a juicio de la CNMC, conseguir que los clientes trasladen el consumo de las horas de máxima demanda a las horas en las que la red está más descargada. Sin embargo, Aelèc considera que, si bien la propuesta de la CNMC es "conveniente" para los consumidores industriales porque pueden trasladar su consumo de un periodo a otro, introduce una "elevada complejidad" para los hogares.

"Un cliente doméstico puede desplazar ciertas cargas a horas más baratas dentro del mismo día, pero es difícil que la traslade a otros meses del año", explica la patronal que pide al regulador "simplificar" la nueva fórmula.

En relación a la posibilidad de contratar potencia adicional de noche o durante los fines de semana (momentos de menor demanda) para ayudar a la implantación del coche eléctrico, Aelèc aplaude la propuesta de la CNMC, pero plantea la posibilidad de que la recarga en la vía pública requiera también de "algún tipo de tratamiento específico en la metodología de peajes o de cargos".

La CNMC es la encargada de calcular y fijar los peajes de la luz y el gas desde enero de este año, después de un histórico rifirrafe con el Gobierno del Partido Popular para que le devolviera esta competencia. El peaje de la luz es la cuantía que pagamos los consumidores en la factura para retribuir a las compañías por la actividad de transporte y distribución, en este caso, de electricidad.

Los peajes forman parte de la parte regulada de la factura junto con los cargos. Sin embargo, este último concepto que incluye, entre otros, costes como la amortización de la histórica deuda eléctrica, los incentivos a las renovables o las subvenciones a las islas sí depende del Ejecutivo. En este sentido, desde Aelèc consideran que peajes y cargos debieran ser analizados de forma conjunta.