Ir a contenido

LA FINANCIACIÓN DE LAS ADMINISTRACIONES

Montero pide al PP que no amenace con recortes autonómicos

"Todos los que dicen que tienen que bajar el gasto por el retraso en las entregas a cuenta faltan a la verdad", según la ministra

ERC reprocha a la titular de Hacienda de bloquear los pagos a Catalunya de manera ilegal

ROSA MARÍA SÁNCHEZ

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el pleno del Senado.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el pleno del Senado. / EFE / FERNANDO ALVARADO

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha explicado en el Senado que el retraso en el pago de 4.000 millones de euros a las comunidades no implica "ni mucho menos" la necesidad de recortes en el gasto social autonómico. "Todos los que dicen que van a tener que hacer recortes están faltando a la verdad", ha dicho la ministra en la sesión de control del pleno del Senado

Montero ha cargado contra el senador del PP Javier Maroto por haber esgrimido que las autonomías se van a ver abocados a recortar su gasto social.  "Si alguna comunidad hace recortes con la excusa de las entregas a cuenta es que tenía previsto hacer recortes de su estado de bienestar", ha dicho la ministra.

Montero ha explicado que el retraso en los pagos "impide hacer frente al abono de las facturas, pero no el compromiso de gasto". Ha añadido que lo que se adeuda a las autonomías equivale "a unos 15 días de tesorería", que el Gobierno espera pagar a final de año, "que es cuando tienen las apreturas". Además, Montero ha precisado que salvo en los casos de Valencia y Murcia, todas las demás comunidades disponen de tesoreria suficiente para hacer frente a sus compromisos hasta diciembre.

Montero ha querido dejar claro estos matices, "no vaya a ser que el PP se quiera escudar en el retraso de las entregas a cuenta para hacer un recorte del estado de bienestar".

Gobierno en funciones

La titular de Hacienda ha vuelto a esgrimir el informe de la Abogacía del Estado para explicar que mientras que el Gobierno esté en funciones no puede actualizar las cantidades que el Estado debe transferir a las autonomías este año, ya que el Congreso tumbó la aprobación de los Presupuestos del Estado del 2019.

Ello está retrasando la entrega de 4.000 millones a las autonomías (unos 900 millones corresponden a Catalunya) y algunos gobiernos autonómicos han anunciado que eso va a provocar la necesidad de recortes en las partidas de Sanidad y Educación. Eso es lo que también ha dicho el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto. 

El gobierno socialista de Castilla-La Mancha no ha hablado de recortes, pero sí de retraso en el pago a sus proveedores.

Por su parte, la Generalitat de Catalunya argumenta que está el juego poder pagar ya la parte de las pagas extras que adeuda a sus empleados públicos. El senador de ERC Bernat Picornell ha acusado al Gobierno de paralizar los pagos a Catalunya de manera ilegal.

Mucho más bronca ha sido la intervención del senador de Junts per Catalunya Josep Lluis Cleries, que ha denunciado el maltrato "crónico y abusivo" del Estado a las autonomías y ha defendido la independencia de Catalunya "para no estar sometidos".

Problema de liquidez

Todos los que hablan de recortes "faltan a la verdad", ha insisitido la ministra de Hacienda. Los gobiernos autonómicos -según Montero- deben seguir contando con esos ingresos en sus presupuestos. Lo único que existe --ha dicho-- es un problema de liquidez.

De momento el Estado ya ha transferido en los ocho primeros meses del año el 75% de las entregas a cuenta previstas para todo el año. "Se han entregado 64.000 millones hasta agosto. Eso es 2.135 millones más que el año pasado" y las cantidades que podrían retrasarse (4.000 millones) equivalen, según la ministra, a 15 días de tesorería.

"Estamos intentando buscar una solución, cumpliendo escrupulosamente la legalidad" para que, en todo caso, el dinero llegue a las autonomías antes de acabar el año. Pero la ministra no ha dicho qué le parece la propuesta que le ha lanzado el senador de Compromis Carles Mulet para que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) adelante el dinero a los gobiernos autonómicos con un préstamo a tipo cero.

Esta es también la propuesta que el Grupo Popular ha incluido en una proposición no de ley presentada en el Congreso de los Diputados.