Ir a contenido

MANIFESTACIÓN

Medio centenar de 'kellys' protestan para pedir mejoras laborales en Barcelona

Las limpiadoras de piso de hoteles reclaman que se les reconozca la jubilación anticipada y una menor carga de trabajo

Efe

Las Kellys se han manifestado en plaza Sant Jaume

Las Kellys se han manifestado en plaza Sant Jaume / Jordi Cotrina

Medio centenar de limpiadoras de piso de hoteles, conocidas como 'kellys', se han concentrado este domingo por la tarde en la plaza Sant Jaume de Barcelona para reclamar condiciones laborales dignas, que se les reconozca la jubilación anticipada y una menor carga de trabajo.

"En ciertos hoteles no se paga a las camareras de piso según convenio [...]. Hay camareras de piso que están cobrando 750 euros al mes, que si uno se pone a mirar le sale la habitación a 1,5 o 2 euros", ha criticado Luz Amparo Souza, camarera de piso de un hotel de 5 estrellas.

Souza ha explicado que, entre las reivindicaciones de la Asociación de 'kellys' federadas, destaca el reconocimiento de la jubilación anticipada, pues alegan que su día a día requiere un "trabajo físico intenso" que les impide llegar a la edad reglamentaria de retiro con buena salud. Ligado a eso, han pedido que se les reconozcan como enfermedades laborales aquellas dolencias "directamente relacionadas con la carga de trabajo".

Asimismo, reclaman que las limpiadoras de piso formen parte de las plantillas de los hoteles y no sean trabajadoras de una tercera empresa, que normalmente es una ETT, así como que se destinen más inspectores de trabajo para vigilar que los establecimientos cumplen la normativa laboral.

También exigen horarios y condiciones que fomenten la conciliación, y "estudios ergonómicos" para recalcular las cargas de trabajo en función de las características de cada hotel.

También en Lloret de Mar

En paralelo a la protesta de las 'kellys' en Barcelona han salido a la calle las limpiadoras de piso de Lloret de Mar (Selva), que también se han concentrado en frente del Ayuntamiento.

Las dos protestas llegan horas después de que el colectivo haya salido a la calle en Eivissa, donde más de 2.000 trabajadoras, según el sindicato CGT, han secundando la huelga convocada este fin de semana en la isla. Ellas también reclaman mejores condiciones laborales y una menor carga de trabajo.