09 abr 2020

Ir a contenido

24 y 25 de agosto

Fracasa la mediación de Iberia y habrá huelga en el aeropuerto de Barcelona

Sindicatos y empresa no consiguen llegar a un acuerdo y los paros previstos para el sábado 24 y el domingo 25 siguen adelante

Gabriel Ubieto

Pasajeros, en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, en el primer día de huelga del personal de tierra de Iberia a finales de julio. 

Pasajeros, en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, en el primer día de huelga del personal de tierra de Iberia a finales de julio.  / JORDI COTRINA

La mediación entre los representantes de Iberia y del personal de tierra del aeropuerto de Barcelona ha fracasado y las partes no han conseguido llegar a un acuerdo. Habrá huelga este fin de semana, otra vez, en El Prat. Las negociaciones convocadas con la mediación del Departament de Treball de la Generalitat han finalizado este jueves, tras casi siete horas de reuniones, sin conseguir acercar las posturas.

Este fin de semana, los días sábado 24 y domingo 25 de agosto los 2.700 trabajadores del servicio de asistencia en tierra o 'handling' de Iberia están llamados a un nuevo fin de semana de paros. Ya fueron a la huelga los pasados 27 y 28 de julio y están convocados de nuevo los días 30 y 31 de agosto (al igual que sus compañeros de Madrid-Barajas) si el conflicto sigue enquistado después de las protestas previstas para este fin de semana.

Las posturas entre las partes no se han movido y a Iberia se le está enquistando este conflicto. La compañía considera que la transformación de contratos eventuales, casi 1.000 en la plantilla de El Prat, según cifras sindicales, a fijos debe negociarse en el marco del convenio estatal. Y el comité de empresa considera las condiciones de particular temporalidad de la plantilla de Barcelona, que trabaja el doble de horas eventuales que la de Madrid, con un tráfico similar, deben discutirse con el comité de empresa de Barcelona.

Mismo guión que en las pasadas mediaciones que han desencadenado en el mismo resultado, pese a los intentos de los equipos medidadores del Departament de Treball.