Ir a contenido

guerra comercial

China debilita el yuan en respuesta a la amenaza de aranceles de Trump

Washington acusa al Gobierno chino de "manipulación de la moneda"

Pekín anuncia la suspensión de la compra de productos agrícolas a EEUU

El Periódico

Billetes de yuan junto a un dólar / REUTERS / PETAR KUJUNDZIC

Billetes de yuan junto a un dólar
La bandera de China ondenado en las calles de Pekín.

/

La guerra comercial que enfrenta a EEUU con China y otros países amenaza con convertirse, además, en una guerra de divisas. China dejó que el yuan se debilitara ayer más allá del nivel piscológico de siete dólares, algo que no ocurría desde el 2008. El ministro de Comercio chino, además, anunció que dejaría de comprar productos agrícolas estadounidenses, y que China no descartará imponer aranceles de importación a los productos agrícolas estadounidenses que se compraron después del 3 de agosto, lo que añade leña al fuego de una guerra comercial que empeora con Estados Unidos.

La fuerte caída del 1,4% en el yuan se produce días después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sorprendió a los mercados financieros al prometer imponer aranceles del 10% a los restantes 300.000 millones de importaciones chinas desde el 1 de septiembre, rompiendo abruptamente un breve alto el fuego en una contundente guerra comercial que ha interrumpió las cadenas de suministro mundiales y amenaza con ralentizar el crecimiento.

Trump acusó ayer a Pekín de manipular su moneda. "China bajó el precio de su divisa a un mínimo histórico. Se llama 'manipulación de la moneda'. ¿Estás escuchando Reserva Federal? ¡Esta es una violación importante que debilitará enormemente a China con el tiempo!", tuiteó. En todo caso,  la respuesta se notó más en casa que fuera, ya que el Dow Jones de Wall Street cayó más de 700 puntos en un  vendaval de ventas en la jornada de ete lunes. El Nasdaq Composite cayó un 3,4%, las mayores pérdidas diarias desde diciembre pasado. Los movimientos fueron parecidos a la volatilidad que asedió a los mercados en mayo, cuando las tensiones entre las dos superpotencias aumentaron después de que China renegó de los elementos clave de un acuerdo comercial.

Nuevas hostilidades

Trump no reveló ninguna respuesta específica de Estados Unidos. Algunos analistas han apuntado que el movimiento del yuan podría desencadenar un nuevo frente peligroso en las hostilidades comerciales: una guerra de divisas. 

El Banco Popular de China proporcionó el impulso inicial para la caída del yuan al establecer una tasa diaria para la moneda en su nivel más débil en ocho meses, debilitando una larga defensa que ha mantenido al yuan por encima de los siete dólar. La medida se hizo con la bendición de los responsables políticos que consideran las preocupaciones del mercado en torno a la guerra comercial entre China y Estados Unidos y su efecto sobre el debilitamiento del crecimiento económico de China.