Ir a contenido

relevo

El Gobierno retira la candidatura de Calviño para el FMI

El Ejecutivo toma la decisión en aras "al consenso" para lograr un candidato europeo

La elección se reduce al duelo entre el holandés Dijsselbloem y la búlgara Georgieva

Agustí Sala

Nadia Calviño se retira de la carrera por dirigir el FMI. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Los consensos en Europa son difíciles. La elección de candidato para ser director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) en sustitución de Christine Lagarde, que el 1 de noviembre pasará a ser presidenta del Banco Central Europeo (BCE) es una nueva muestra.

De cinco optantes se ha pasado a solo dos, tras decicir el Gobierno español retirar la candidatura de la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, tras una primera vuelta de votaciones. Fuentes del Gobierno español aseguran que con esta decisión se busca "el consenso" para encontrar un candidato europeo para el cargo.

La elección se limita ahora a un duelo entre el bloque de países del Norte y los del Este, con el expresidente holandés del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem y la directora ejecutiva del Banco Mundial, la búlgara Kristalina Georgieva.

Desde La Moncloa aseguran que "España estará siempre dispuesta a promover el consenso entre los países de la Unión Europea para elegir una candidatura común a la dirección del FMI". Es por ello que el Gobierno ha decidido retirar la candidatura, por su "apuesta por lograr un acuerdo europeo, sin que la ministra de Economía Nadia Calviño participe en la siguiente fase".

Calviño ha dicho que ha sido "un gran honor" formar parte de la lista de candidatos, de la que forman parte personas de reconocido prestigio. 

Al no alcanzar un acuerdo, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) edecidieron elegir mediante votación el candidato o candidata.

La retirada de Calviño  se suma a la del ministro de Finanzas de Portugal y presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, se ha autodescartado, así como la del excomisario europeo y presidente del banco central de Finlandia, Olli Rehn

Dijsselbloem despierta muy pocas simpatías entre los países del sur de Europa, en especial desde que en el 2017 aseguró que se gastaban el dinero en "alcohol y mujeres". Por su parte, Georgieva cuenta con el apoyo de Francia. Conestas dos únicas candidaturas, la elección se ha convertido un duelo entre el bloque de países del norte y los del Este.  

Jeroem Dijsselbloem / EFE / BART MAAT

"Al encontrar un candidato para dirigir el FMI, como en otras decisiones de la UE, debemos luchar por una posición común. Quiero ayudar a encontrar ese consenso y, por ello, no participaré en esta etapa del proceso", escribió Centeno en su perfil oficial de Twitter, en alusión a la votación de este viernes.

El excomisario Rehn también ha dado a conocer su decisión a través de su cuenta de twitter.

 

El ganador o ganadora de esta votación no tiene garantías al 100% de ser el director gerente del FMI, pero existe una norma no escrita que así lo prevé. De hecho, en los 74 años que tiene la institución, así ha sido. 

Oli Rehn / FRANÇOIS LENOIR

 

Los ministros de Economía de la Unión Europea mantuvieron ayer una teleconferencia para abordar la opción de forzar una votación para elegir al candidato europeo al FMI ante la falta de consenso en torno a ninguno de los candidatos sobre la mesa.

Kristalina Georgieva / afp / pHILIPPE DESMAZES

La votación se realiza por e-mail bajo el principio de mayoría cualificada al estilo de la UE, lo que otorga más peso a los principales países. En todo caso no se descarta una segunda ronda en caso de que no se alcance el suficiente margen en la primera.   

Alemania no era partidaria de una votación para evitar una imagen de división, pero el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, encargado de coordinar las negociaciones en el seno de la UE con el objetivo de forjar una candidatura europea de consenso que mantenga la dirección del FMI bajo gobierno europeo, convenció a sus homólogos europeos de la necesidad de forzar una votación, según diversas fuentes diplomáticas.

No se descarta que Reino Unido presente un candidato formal propuesto por el nuevo primer ministro, Boris Johnson. El exministro  El exministro de Finanzas, George Osborne, mostró interés por el cargo, según la prensa británica, a pesar de que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, tenía más opciones.