Ir a contenido

Denuncia sindical

La Generalitat rechaza que los dependientes de Burger King lleven corbata o lazo

Treball da la razón a CCOO, que también ha denunciado la prohiibición a los hombres de llevar barba o bigote

El Periódico

Un establecimiento de Burger King del aeropuerto de El Prat.

Un establecimiento de Burger King del aeropuerto de El Prat. / RICARD CUGAT

La Inspección de Treball de la Generalitat ha dado la razón al sindicato CCOO, que denunció a Burger King por la obligación de que los dependientes llevaran corbata y las dependientas lazo, han informado fuentes del departamento a Europa Press.

El sindicato interpuso la denuncia contra la cadena de restauración por "no respetar el derecho a la imagen y dignidad" de sus trabajadores, ha informado el sindicato este martes en un comunicado.

El sindicato había pedido en distintas ocasiones a la empresa que rectificase la normativa interna porque "atentaba contra la dignidad de sus trabajadores", por la normativa de vestimenta impuesta, a lo que la empresa no cedió por considerarla una normativa "intocable".

Debido a la negativa de la empresa, CCOO optó por interponer una denuncia respecto a la violación al derecho a la propia imagen de los trabajadores, que están obligados, en el caso de los hombres, a llevar la barbas y bigotes rasurados.

Además, el código de vestimenta marca que las mujeres deben llevar un lazo mientras que los hombres una corbata, algo que el sindicato califica como contrario al principio de no discriminación por razón de sexo, sin una "justificación objetiva".

CCOO ha pedido a la empresa cambiar la normativa por medidas más moderadas como el uso de barba para asegurar la higiene alimenticia pero sin ir en contra de derechos fundamentales, y ha hecho un llamamiento a extrapolar esta denuncia a otras empresas, sobre todo del sector de la hostelería, en las que se viven este tipo de situaciones discriminatorias.