Ir a contenido

EVOLUCIÓN DE LOS INDICADORES

La industria catalana cerró el 2018 con más empleo por quinto año consecutivo

El peso de la industria en el PIB llegó al 20,6% el pasado año, con un crecimiento del 2,6%

La ’consellera’ de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón.

La ’consellera’ de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón. / Quique García (EFE)

La industria catalana cerró el 2018 con 484.000 afiliados a la Seguridad Social, el 2,6% más que el año anterior, lo que supuso el quinto año consecutivo de crecimiento en el número de empleados en el sector, según destaca el Informe Anual sobre la Industria en Catalunya. El informe, presentado este lunes en la Conselleria de Empresa de la Generalitat, indica que el incremento de la ocupación industrial contribuyó a que el paro registrado en la comunidad autónoma se redujera en el 10,5% en el 2018, un ritmo menor al del año anterior, que fue del 15,4%.

Aunque positiva, el estudio reconoce que la evolución de la ocupación en la industria ha moderado su crecimiento respecto al 2017, año en el que el número de afiliados fue el 2,9% superior, lo que constata una "relativa desaceleración" de esta variable. De hecho, este clima de desaceleración económica se extrapola a prácticamente todas las variables de la industria catalana recogidas por el informe, empezando por el valor agregado bruto (VAB, que constata que, aunque la industria ha crecido por quinto año consecutivo, este incremento solo ha sido del 1,1 %, frente al 4,8% registrado en el 2017.

El peso de la industria en el PIB de Catalunya en el 2018 fue del 20,6%, mientras que el año anterior se situó en el 21%, y el conjunto de la economía catalana también moderó su crecimiento al 2,6%, frente a la subida del 3,3% en el 2017.

En lo que respecta al comercio internacional, en el 2018 la industria catalana exportó mercancías por valor de 71.649 millones de euros, el 1,1% más, en tanto que el año pasado el incremento de las ventas al exterior fue de casi el 7%. La directora general de Industria, Matilde Villaroya, ha achacado esta diferencia a un 2018 marcado por la incertidumbre de procesos como el 'brexit' y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que han motivado la desaceleración económica de la zona euro.

Las exportaciones de productos tecnológicos representaron el 94% de los envíos a otros países, entre los que destacan Portugal y Francia, que han aumentado sus compras de mercancías a Catalunya un 4,6% y un 2,4%, respectivamente. Por contra, Catalunya realizó importaciones por valor de 90.765 millones de euros, un 7% más respecto al año anterior, con lo cual la balanza comercial de la industria de Catalunya en el año 2018 registró un déficit de 19.116 millones de euros.

La inversión industrial aumentó en Catalunya el 9,6% en el 2018, el tercer incremento más alto en los últimos años, y estuvo liderada por la ampliación de capacidades de las industrias (29,2% sobre el total invertido), seguida de los bienes de equipo (20,7%) energía (15%), bienes intermedios (12,1%) y automoción (9,2%). Por otra parte, la inversión extranjera en la industria de Catalunya fue de 1.187,3 millones de euros, un 0,2% más, procedente en su mayoría de la UE (85,4 %), mientras que la inversión de la comunidad autónoma dirigida al extranjero cayó un 44,5% en términos interanuales, hasta los 160 millones de euros.

La tendencia a la moderación en el sector industrial se repite en los datos del índice de producción industrial (IPI), que creció un 0,8% en el 2018, frente al 3,7% del año anterior, y el índice de precios industriales (IPRI), que creció una media del 2,7% en comparación al 4,3% del 2017.

Los responsables del informe prevén que el sector industrial seguirá moderando su evolución en etapas posteriores en paralelo al conjunto de la economía catalana, que calculan tendrá un crecimiento del 2,2% al cierre de 2019 y del 1,9% en el 2020. 

Temas: PIB Catalunya