Ir a contenido

Nuevos negocios

España se apunta al 'boom' de hacer la colada fuera de casa

Las lavanderías autoservicio se propagan por toda la geografía con nuevas marcas

Sara Ledo

AUTOSERVICIO Nueva lavandería en Sants, entre Vallespir y Melcior de Palau.

AUTOSERVICIO Nueva lavandería en Sants, entre Vallespir y Melcior de Palau. / ELISENDA PONS

El famoso dicho de 'los trapos sucios se lavan en casa' puede tener los días contados. Al menos en el sentido literal de la frase, porque desde hace un tiempo España apuesta por las lavanderías autoservicio, una imagen habitual en las películas americanas y en algunas ciudades europeas, pero totalmente desconocida dentro de nuestras fronteras. Y que, sin embargo, en los últimos meses, se propaga a buen ritmo por los pueblos y ciudades del territorio nacional con marcas como Bloomest, Girbau, Fresh Laundry, La Wash, Lavalux, Mr Jeff o Pressto Plus, entre muchas otras.

Según la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), en el sector de las tintorerías y lavanderías había 26 cadenas a finales de 2018, ocho más que hace dos años, con una cifra de negocio de 252 millones de euros. En total, suman 1.732 establecimientos, mientras que en el 2016 se contabilizaban 1.133. Desde la asociación niegan que sea una moda temporal sino un negocio que se consolida. "Este sector lleva varios años de crecimiento continuado, lo que es un claro indicador de que se ha hecho su propio hueco", apunta la presidenta de la asociación, Luisa Masuet.

El director comercial de Bloomest, Gianluca Falchi, explica que las lavanderías se popularizan en detrimento de las tintorerías, aunque "es una competencia parcial, porque un vestido de boda no lo lavas en un autoservicio". Falchi explica que el mercado español de autoservicio se empezó a desarrollar hace tres o cuatro años y fue en los últimos dos cuando comenzó a despuntar por un cambio de hábitos en el consumo. Bloomest es una filial de la empresa de electrodomésticos Miele que lleva dos años montado lavanderías de autoservicio en España con el objetivo de alcanzar las 300 en cinco años. De momento, suma 50.

Según Falchi, la crisis económica fue el detonante del cambio porque un edredón cuesta más de 20 euros limpiarlo en una tintorería, mientras en un autoservicio supone entre 7 u 8 euros. "Esa es la prenda típica con la que los clientes empiezan, pero después traen sábanas y la colada de cada día", apunta. Las lavadoras de estos establecimientos cargan entre 8kg y 20kg, mucho más que en las de los hogares (entre 5kg y 8kg). "Es verdad que el 80% de los españoles tiene lavadora en casa, pero con el ritmo actual, la gente no tiene tiempo de hacer tres o cuatro coladas a la semana, aquí vienes una vez y tienes todo lavado y secado en un par de horas", explica.

En la misma línea se expresa Roberto Haboba, fundador de Fresh Laundry, una cadena de lavanderías con gran presencia en Catalunya que cuenta con 58 franquicias y 4 establecimientos propios. "Es un servicio más práctico. Es una forma de optimizar el tiempo y el consumo energético", asegura Haboba. Además, ahora muchos de estos establecimientos cuentan con aplicaciones que avisan de cómo va la colada, cuando empieza y cuando acaba, por lo que mientras dura, se pueden hacer otros planes.

Una vuelta de tuerca al negocio                                     

Las lavanderías de autoservicio se expanden, pero al mismo tiempo surgen nuevos modelos a su alrededor, como LaBar en Barcelona, un 'laundry bar' en el que tomar algo mientras se hace la colada. Pero, también lavanderías transportables como las de Fresh Laundry, unos sets de 24 metros cuadrados (Fresh Box) para ubicar en aquellos lugares en los que se necesitan lavanderías pero no hay espacio suficiente, como en gasolineras con paso frecuente de camiones o en estaciones de ski.

Y, en la era del 'delivery', no podía faltar el lavado a domicilio. Ese el "el futuro" de este negocio para Mr Jeff, una start-up creada en 2015 por tres amigos que utilizaban camisas de forma habitual pero no tenían tiempo para llevarlas a la tintorería. Con ocho autoservicios en España y… 1.400 en todo el mundo, han creado "el Netflix de las lavanderías", una aplicación que por 40 euros al mes lava 40kg de ropa (en bolsas de 10 kilos). ¿La clave del éxito? "Los usuarios quieren quitarse las tareas rutinarias de encima", explica uno de sus fundadores, Eloi Gómez.