Ir a contenido

empleo

El Govern destinará 5 millones a un programa para que parados pasen a ser autónomos

Constituido el Consell de Treball Autònom de Catalunya, del que también forman parte patronales y sindicatos

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. / JUAN CAMILO MORENO

La Generalitat destinará cinco millones de euros a un programa de ocupación para que parados pasen a ser autónomos, que servirá de ayuda para la inversión y los gastos de mantenimiento iniciales con el objetivo de garantizar que cualquier persona parada "pueda dar el paso a ser autónomo" aunque no tenga el capital familiar.

Lo han explicado este viernes en declaraciones a los medios el 'vicepresident' y 'conseller' d'Economia, Pere Aragonès, y el titular de Treball, Chakir el Homrani, después de asistir a la constitución del Consell de Treball Autònom de Catalunya.

"Es un espacio de representatividad, interlocución y concertación, como tenemos en ámbitos de patronales y sindicatos o con los trabajadores públicos. Necesitábamos este espacio para visualizar a este 16% de trabajadores que es fundamental en nuestro país", ha sostenido Aragonès.

Ha explicado que lanzan el nuevo programa a través del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC) y que este mismo viernes lo han trasladado a representantes de patronales, sindicatos y organizaciones de trabajadores autónomos: "Es una muestra del compromiso del Govern hacia una parte muy importante de la economía del país".

El Homrani ha sostenido que la constitución del consejo era una asignatura que tenían pendiente desde el 2010 --cuando se reguló la posibilidad de tener la mesa de trabajo autónomo-- y que, pese a que en 2014 se hizo una acreditación de autónomos, "no había manera" de salir de un bucle de dificultades en torno a cómo interpretar el decreto y cómo interpretar la acreditación.

Ha explicado que el trabajo para este año del Consell de Treball Autònom se basará en tres líneas: la primera es trabajar en un nuevo decreto de acreditación de autónomos que permita dar estabilidad cada cuatro años en torno a la acreditación de autónomos y al papel de sindicatos patronales en la mesa del trabajo autónomo.

El segundo será trabajar en los principales retos del sector, como la cuestión de la economía de plataformas, donde "no hay seguridad jurídica" en torno de si los trabajadores son falsos autónomos o autónomos, ya que hay sentencias muy diferenciadas.

"Pensamos que la mejor manera de afrontar este reto es trabajar mano a mano con el tejido de autónomos, las patronales y los sindicatos para marcar unas reglas del juego claras, que no permitan la competencia desleal, y que sitúen por encima de todo los derechos tanto de los autónomos como de los que no son autónomos", ha aseverado.

La tercera línea de trabajo es acordar los programas de apoyo a los autónomos con sus representantes y sus actores, por lo que el Consell de Treball Autònom será el marco en el que se abordará de qué manera se apoya al tejido.

En Catalunya hay 556.048 personas afiliadas a la Seguridad Social por cuenta propia, que suponen el 15,9% del total de afiliación, y se distribuyen en: un 60% de personas físicas, un 16% de socios de sociedades, un 15% de miembros de órganos de administración de sociedades, y un 6% de familiares colaboradores.